cosmo

La infusión de cardo mariano es una de las bebidas medicinales más beneficiosas para cuidar el hígado. Descubre cómo preparar esta infusión curativa y protectora del hígado.

El hígado, como de buen seguro sabrás, es uno de los órganos más importantes de nuestro cuerpo precisamente por la increíble cantidad de funciones que lleva a cabo, ya que sin él en definitiva simplemente no podríamos vivir. Entre estas funciones podemos mencionar sobre todo algunas de las más importantes: forma parte del proceso de desintoxicación de nuestro cuerpo conjuntamente con los riñones, almacena hierro y determinadas vitaminas, almacena las grasas y produce colesterol, y elimina las impurezas presentes en la sangre.

Por ello saber cómo cuidar el hígado es fundamental, no solo a la hora de protegerlo y mantenerlo en un estado de salud óptima, sino porque en definitiva nuestra salud depende de la salud del hígado (si se me permite la redundancia).

Infusión de cardo mariano

Y, precisamente, es en este punto donde nos encontramos el cardo mariano, sin duda alguna una de las plantas medicinales más reconocidas por su capacidad para cuidar y proteger el hígado. Pero vamos por partes.

Los beneficios del cardo mariano para el cuidado del hígado

No hay duda que el cardo mariano es una de esas plantas maravillosas, muy adecuadas para el cuidado del hígado, sobre todo porque aporta una serie determinada de sustancias con acción hepatoprotectora. En este sentido destaca en especial la silimarina, que actúa de manera directa sobre las células del hígado ayudando a regenerar aquellas células que han sido dañadas, y combatiendo las sustancias hepatotóxicas que ocasionan daño al hígado.

Pero también podemos mencionar la presencia de otras tres sustancias que se combinan a la perfección con la silimarina: la silibina, la silidianina y la silcristina.

Cómo hacer una infusión de cardo mariano para cuidar el hígado

Ingredientes que necesitas

  • 1 cucharada sopera de frutos de cardo mariano
  • 1 taza de agua

Pasos para hacer la infusión de cardo mariano

En primer lugar pon los frutos de cardo mariano en un mortero y machácalos un poco o muélelos. Luego pon el equivalente a una taza de agua en un cazo y calienta bien sin que llegue a hervir.

Ahora añade los frutos molidos de cardo mariano, baja el fuego para que no hierva y deja en infusión durante 5 o 10 minutos. Finalmente cuela y bebe.

Si lo deseas puedes beber dos tazas al día de esta infusión preferiblemente durante un mes. A la hora de depurar el hígado, es aconsejable repetir este remedio dos veces al año.

Imágenes | Forest and Kim Starr

Síguenos en Facebook

Comenta en Natursan

Pin It on Pinterest