cosmo

Las infecciones de orina repetitivas o recurrentes son muy comunes en mujeres jóvenes y durante la menopausia. ¿Por qué vuelven a aparecer y qué hacer para prevenirlas y evitarlas?.

¿Sabías que nuestras vías urinarias forman un completo y complejo sistema de drenaje, vital para eliminar el exceso de agua o los distintos materiales de desecho que nuestro organismo ha producido, que ya no utiliza y cuya acumulación podría ser muy dañina?. Está principalmente formado por los riñones, la vejiga, la uretra y los uréteres.

Los riñones son dos órganos con forma de frijoles que se encargan de filtrar, absorber y reabsorber del agua sales e iones, son fundamentales para mantener la sangre limpia y equilibrada desde un punto de vista químico. La vejiga es un órgano muscular con forma de bolsa o saco que almacena la orina producida por los riñones antes de ser expulsada al exterior. La uretra es el conducto mediante el que se expulsa la orina contenida en la vejiga. Mientras que los uréteres son dos vías con forma de tubo que transportan la orina desde el riñón hasta la vejiga urinaria.

Todo lo que necesitas saber sobre las infecciones urinarias que se repiten

Es muy habitual sufrir una infección de orina al menos una vez en la vida. De hecho, en atención primaria se convierten en la segunda causa de consulta por una patología infecciosa, inmediatamente después de las infecciones respiratorias, siendo más común sobre todo en mujeres: la cistitis destaca por ser la más común especialmente en mujeres jóvenes activas sexualmente, así como durante la menopausia como consecuencia del déficit de estrógeno y otras alteraciones relacionadas como la incontinencia urinaria.

Pero en determinadas ocasiones suele ser habitual que se produzca una infección de orina recurrente; es decir, una infección del tracto urinario que aparece cada cierto tiempo y que no termina de desaparecer del todo. Para que esto sea así, y nos encontremos ante una cistitis recurrente, es necesario que se produzcan al menos dos infecciones de la vejiga en 6 meses, o 3 infecciones en un 12 meses.

¿Por qué se producen infecciones de orina recurrentes?

Suele ser muy habitual que una infección de orina, cuando es recurrente, sea comúnmente causada por un tipo de bacterias conocidas con el nombre de Escherichia coli, un tipo de bacteria que vive en nuestro intestino y que la mayoría son inofensivas salvo algunos tipos que pueden producir enfermedades. De hecho se convierte en la principal causa de todas las infecciones urinarias.

Son varias las circunstancias que pueden influir en que la infección de orina vuelva a aparecer nuevamente en los próximos 6 meses tras su aparente curación: tratamiento médico inadecuado o demasiado corto, ineficacia del tratamiento antibiótico ya sea porque se produce un acantonamiento del microorganismo en un lugar donde precisamente estos medicamentos no pueden acceder, o por la presencia de alguna enfermedad oculta (microabscesos o pielonefritis focal).

cistitis-recurrente

Por otro lado, debemos tener en cuenta los principales factores de riesgo: las relaciones sexuales recurrentes, la existencia de una nueva pareja sexual en el año previo, la utilización de espermicidas, la administración de antibioticoterapia previa, la presencia de cálculos renales u otros objetos extraños, tener la mala costumbre de retener o aguantarse la orina durante muchas horas o no vaciar la vejiga por completo.

Te recomendamos leer: Cómo limpiar las vías urinarias.

¿Cuáles son sus síntomas?

En realidad una infección de orina recurrente no se diferencia –en síntomas- respecto a los primeros episodios. Por tanto, los signos o síntomas que aparecen son prácticamente los mismos:

  • Dolor y sensación de ardor cada vez que se orina.
  • Tener cierta urgencia al orinar, con un aumento de la frecuencia.
  • Olor fuerte de la orina.
  • Color de la orina oscura.
  • Fiebre, habitualmente por encima de 38ºC.
  • Presencia de sangre en la orina.

Ante cualquiera de estos síntomas es aconsejable acudir rápidamente al urólogo, quien nos analizará, tendrá en cuenta todos los signos y hará las pertinentes pruebas diagnósticas para descubrir la posible presencia de una infección de orina.

¿Cómo prevenir las infecciones de orina recurrentes?

Come arándanos diariamente

¿Sabías que los arándanos rojos son tremendamente eficaces a la hora de prevenir la aparición de infecciones de orina de repetición?. Así lo demostró recientemente un estudio llevado a cabo en los hospitales Quirón y General Universitario (en Valencia, España), y que fueron publicados en la edición especializada BMC Urology.

De acuerdo a los resultados, el consumo regular de arándanos rojos ayuda a disminuir el número de pacientes que presentan infecciones urinarias sintomáticas después de 3 a 6 meses de consumo diario.

Esta cualidad es debido a la presencia de un grupo de compuestos polifenólicos conocidos con el nombre de proantocianidinas (PAC), que ayudan a disminuir la capacidad adherente de la bacteria E. Coli en las paredes de las vías urinarias. Por ello son ideales en pacientes que presenten resistencia a los antibióticos.

arandanos-cistitis

Opta por infusiones útiles para limpiar las vías urinarias

Existen determinadas infusiones elaboradas con plantas medicinales diuréticas, depurativas y desintoxicantes, que ayudan a limpiar las vías urinarias de forma totalmente natural y a prevenir precisamente una posible recaída en la infección. Destacan sobre todo las siguientes:

  • Infusión de cola de caballo: aumenta la depuración de las vías urinarias y de nuestro organismo. Para hacer la infusión necesitas 1 cucharadita de cola de caballo y 1 taza de agua. Pon el agua en un cazo y lleva a ebullición, luego añade la cola de caballo, tapa y deja hervir a fuego medio durante 5 minutos. Cuela y bebe, pudiendo tomar 3 tazas al día.
  • Infusión de diente de león: es una bebida natural que destaca por su acción diurética y depurativa. Para prepararla solo necesitas 1 cucharadita de diente de león y 1 taza de agua. Y para elaborarla debes seguir los mismos pasos indicados en la receta anterior, pudiendo tomar hasta 3 tazas al día, sobre todo después de las comidas.

Cuida tu alimentación

Aunque no lo creas la alimentación que sigas es fundamental a la hora de prevenir infecciones de orina recurrentes. En este sentido es muy útil seguir una alimentación lo más adecuada posible para tus riñones, destacando sobre todo frutas y hortalizas depurativas: como el apio, melón, espárragos (blancos y verdes), sandías y berenjenas.

Es aconsejable beber al menos 2 litros de agua al día, que puedes combinar perfectamente con infusiones depurativas y con jugos de frutas naturales. Es aconsejable sustituir la leche de vaca por bebidas vegetales, especialmente útiles cuando se tienen problemas en los riñones precisamente por sus cualidades nutricionales.

Síguenos en Facebook

Comenta en Natursan

Pin It on Pinterest