cosmo

¿Cuáles son los síntomas del hierro bajo? Conocer qué signos produce es útil para identificar si tenemos anemia y si nuestros niveles de hierro en la sangre se encuentran o no disminuidos.

¿Sabías que el hierro bajo se convierte en la carencia más habitual? De hecho, la propia Organización Mundial de la Salud estima que alrededor de 650 millones de personas en todo el mundo sufren carencias de hierro. Nos encontramos, por tanto, ante una de las deficiencias nutricionales más comunes, especialmente en los países en vías de desarrollo como consecuencia de los anquilostomas, y en Europa Occidental es debido sobre todo al consumo de una proporción poco eficiente de este importantísimo mineral en nuestra alimentación diaria.

Se trata de una carencia muy importante, que tiene consecuencias en nuestra salud y que ocasiona en nuestro organismo la aparición de una serie de síntomas claros que todos deberíamos conocer, porque nos ayudarán a descubrir si nuestro consumo de hierro es el adecuado y, especialmente, si estamos siguiendo una alimentación correcta, equilibrada, y que nos aporte la cantidad de este mineral que necesitamos cada día.

Hierro bajo

Entre otras importantísimas funciones, el hierro permite que la hemoglobina funcione de forma adecuada aportando el valioso oxígeno a todas las células de nuestro cuerpo. De ahí que uno de los primeros síntomas que ocasiona la existencia de unos niveles bajos de hierro sea el cansancio y la debilidad. Pero vayamos por partes.

¿Qué es el hierro? ¿Para qué sirve?

El hierro es un mineral, una sustancia nutritiva que es fundamental tanto para nuestra salud como en definitiva para el correcto y adecuado funcionamiento de nuestro organismo. Lo encontramos en pocas cantidades en nuestro cuerpo, de ahí que debamos aportarlo a través del seguimiento de una dieta variada y equilibrada.

Debemos diferenciar entre dos tipos de hierro dependiendo de los alimentos que se consuman. Por un lado nos encontramos con el conocido como hierro hemo, exclusivo de alimentos de origen animal el cual es absorbido de forma más fácil por nuestro organismo. También nos encontramos con el hierro no hemo, que encontramos en alimentos de origen vegetal y se absorbe en menor cantidad.

Entre las importantísimas funciones del hierro, se encarga de participar en las siguientes actividades: interviene activamente en el transporte de oxígeno a todas las células del cuerpo, participa en la producción de compuestos y sustancias de la sangre (hemoglobina), participa en la síntesis de ADN, forma parte del proceso de respiración celular, participa en una amplia variedad de reacciones químicas, ayuda al mantenimiento del sistema inmunitario y es vital en la producción y liberación de energía.

carne-hierro

Valores normales y anormales de hierro en la sangre

El análisis de hierro consiste en la determinación del hierro sérico, útil para conocer la cantidad de hierro existente en nuestro organismo unido a la transferrina. De hecho, el hierro es captado por la transferrina a partir de su ingesta a través de la alimentación.

  • Valores normales de hierro en adultos (hombres): entre 80 a 180 µg/dl.
  • Valores normales de hierro en adultos (mujeres): entre 60 a 160 µg/dl.
  • Valores normales de hierro en niños: entre 50 a 120 µg/dl.
  • Valores normales de hierro en niños menores de 1 año: 100 a 250 µg/dl.

Te recomendamos leer Cómo elevar el hierro en la sangre.

Los niveles aumentados de hierro pueden ser debidos a anemia hemolítica, hemocromatosis, hepatitis, hemosiderosis, saturnismo, intoxicación por hierro y cáncer. Mientras que los niveles disminuidos pueden ser debidos a anemia ferropénica, pérdida crónica de sangre, dietas con poca cantidad de hierro, embarazo, desnutrición, hipermenorrea crónica, hematuria y cáncer.

¿Cuáles son los síntomas que causa el hierro bajo?

Cansancio y debilidad

Una de las principales funciones del hierro es la de permitir que la hemoglobina funcione de forma correcta aportando el oxígeno a todas las células de nuestro cuerpo. Cuando el hierro se encuentra bajo las células y los tejidos reciben menos oxígeno, afectando a su funcionamiento.

Como consecuencia, es común que la persona que tenga los niveles bajos de hierro en la sangre se sienta más cansado y débil, con menor vitalidad. Es común que se canse más al realizar tareas cotidianas que antes no suponían prácticamente ningún tipo de esfuerzo. Por otro lado, es habitual que este cansancio se sienta como crónico.

sintomas-hierro-bajo

Piel pálida

Cuando el nivel de hierro en sangre es muy bajo y la anemia tiende a empeorar el color de la piel y de las mucosas tiende a volverse pálido, debido precisamente a que los tejidos reciben una menor cantidad de oxígeno.

Irritabilidad y bajo nivel de rendimiento

Los niveles bajos de hierro en la sangre pueden influir de forma directa en nuestro estado emocional, pudiendo surgir problemas tales como irritabilidad, bajo estado de ánimo e incluso depresión.

A su vez, tanto ese estado emocional como el propio cansancio influyen en que se tenga un rendimiento anormalmente bajo.

Palpitaciones

El hierro bajo también puede influir en la aparición de palpitaciones; o lo que es lo mismo, rápidos latidos del corazón que se traducen en tener la sensación incómoda de ser conscientes de nuestro propio latido cardíaco.

Mareos y náuseas

Como consecuencia de la falta o poca cantidad de oxígeno en nuestras células y en nuestros tejidos, es habitual que al cansancio se le unan también mareos y náuseas. Es decir, la persona que presenta niveles bajos de hierro en la sangre es común que se maree más habitualmente, y que sienta náuseas en varias ocasiones a lo largo del día.

Temas:

Síguenos en Facebook

Comenta en Natursan

Pin It on Pinterest