cosmo

La harina de garbanzo es un tipo de harina que se obtiene a partir de la trituración de garbanzos secos, ideal por sus beneficios nutritivos dentro de una dieta sana y por sus propiedades es única para celíacos por no contener gluten.

Si sigues una alimentación vegetariana o un estilo de vida vegano es bastante probable que ya hayas oído hablar o incluso probado la harina de garbanzo, un alimento no tan habitual como otras variedades de harinas pero igual de útil y nutritivo, además de destacar precisamente por ser tremendamente deliciosa. Es conocida también con los nombres de besan, gram o chana, y básicamente consiste en una harina fina elaborada a partir de garbanzos molidos.

Forma parte de la cocina hindú, donde de hecho destaca por contar con un papel protagonista, siendo muy fácil encontrarnos en la India con una amplísima diversidad de platos y recetas donde la harina de garbanzo se convierte en el ingrediente por excelencia. De hecho no es tan conocida en Occidente, aunque en nuestro país podemos encontrarla sobre todo en herbolarios y tiendas de dietética especializadas.

Harina de garbanzo

¿Cuáles son sus características y por qué es tan venerado en la cocina hindú? Sin duda alguna por su textura, la cual se vuelve cremosa cuando es mezclada con líquidos, y por su tremendo poder aglutinante cuando es cocida al fuego. Es más, la harina de garbanzo es ideal como sustituto del huevo, al ayudar a ligar, cohesionar y apelmazar la masa de la misma forma que por ejemplo lo haría el huevo.

En qué consiste la harina de garbanzo

Como hemos indicado brevemente en las líneas anteriores, nos encontramos ante una harina que se obtiene a partir de la trituración de los garbanzos. Para conseguirlo se utilizan directamente garbanzos secos, que al triturarlos se convierte en una especie de polvo fino de color amarillo y con un característico sabor a garbanzo.

Es decir, se trata de una harina mucho más aromática y con más sabor que por ejemplo la harina de trigo común.

Los beneficios nutritivos de la harina de garbanzo

Desde un punto de vista nutricional la harina de garbanzo se constituye como un alimento muy nutritivo, especialmente rico en vitaminas del grupo B dentro de las cuales podemos mencionar la vitamina B1 o tiamina, la B2 o riboflavina, la B3 o niacina, la B6 y el ácido fólico o B9 (una vitamina dicho sea de paso durante el embarazo para la formación, desarrollo y crecimiento del bebé).

Igualmente aporta otras vitaminas, entre las que distinguimos la vitamina A, C y E. ¿Sabías que también aporta interesantes cantidades de ácidos grasos Omega 6?. Pero sus cualidades nutritivas no acaban aquí, dado que destaca por su elevado contenido en hierro, hasta el punto que puede duplicar el aporte de hierro que encontramos en la carne.

Por otro lado contiene cantidades óptimas de fibra, convirtiéndose como veremos a continuación en un alimento ideal contra el estreñimiento.

harina-garbanzo

No obstante, podemos resumir la composición de la harina de garbanzos por cada 100 gramos en el siguiente apartado:

Calorías

368 kcal.

Proteínas

22,9 g.

Hidratos de carbono

57,9 g.

Grasas totales

6,69 g.

Vitaminas

Minerales

Vitamina A

41 IU.

Sodio

64 mg.

Vitamina B1

0,48 mg.

Fósforo

318 mg.

Vitamina B2

0,10 mg.

Calcio

105 mg.

Vitamina B3

1,7 mg.

Potasio

845 mg.

Vitamina B6

0,5 mg.

Magnesio

166 mg.

Vitamina B9

437 mcg

Hierro

4,6 mg.

Vitamina E

0,23 mg

Las propiedades de la harina de garbanzo

Sin gluten, ideal para celíacos

A diferencia de la harina de trigo en común la harina de garbanzo destaca por ser un tipo de harina que no tiene nada de gluten, fundamentalmente por algo muy sencillo: se obtiene a partir de los garbanzos, y este delicioso alimento no posee gluten en su composición.

Si tenemos en cuenta que la harina de garbanzo es utilizada a menudo para cocinar masas, como dulces, panes y empanadas, no hay duda que se convierte en una excelente alternativa a la harina de trigo común, ideal sobre todo para quienes tengan intolerancia o alergia al gluten (celiaquía).

Ideal para veganos: buen sustituto del huevo

Si sigues un estilo de vida vegano la harina de garbanzo se convierte en un sustituto casi excelente del huevo, no solo desde un punto de vista nutritivo, sino en cuanto a usos en la cocina.

Es más, se convierte en un ingrediente ideal para hacer tortilla de patatas sin huevo, sustituyéndolo por harina de garbanzo, agua o cerveza, lo que permite obtener una consistencia, textura y jugosidad bastante parecida a la que posee una tortilla de patatas común.

Eso sí, desde un punto de vista nutricional no debemos olvidarnos que el huevo es rico en proteínas de alto valor biológico (consideradas también como de buena calidad), mientras que la harina de garbanzo aporta cantidades interesantes de proteínas vegetales.

propiedades-de-la-harina-de-garbanzo

Útil contra el estreñimiento

La harina de garbanzo es sumamente rica en fibra, lo que le confiere beneficios útiles contra el estreñimiento, ya sea para tratarlo de forma natural y ayudar en el proceso de curación o simplemente como preventivo.

Es más, cuando consumimos harina de garbanzos de forma habitual nos ayuda a regular el tránsito intestinal.

Ayuda a perder peso

La harina de garbanzo es muy rica en lecitina. La lecitina es un tipo de grasa que ayuda al organismo a eliminar y deshacerse mejor de aquellas grasas que en realidad no son útiles para nuestro organismo, ayudándonos a diluirlas mejor con grasa.

Por tanto, su consumo es adecuado tanto si se sigue una dieta de adelgazamiento con el objetivo de reducir el peso, como si se sigue una dieta saludable con el fin de mantenerlo.

Reduce el colesterol elevado

En caso de colesterol elevado la harina de garbanzo es un alimento tan útil como adecuado (y también recomendado). ¿Por qué? Muy sencillo: ayuda a reducir los niveles altos de grasas en la sangre.

Es más, se convierte en un excelente sustituto del huevo cuando por la existencia de colesterol alto se desaconseja médicamente su consumo.

Interesante para diabéticos

La harina de garbanzo es rica en hidratos de carbono complejos, unos carbohidratos que destacan por ser de absorción lenta, lo que significa que tardan más tiempo en ser digeridos y no producen cambios bruscos en los niveles de glucosa.

Por ello es útil en caso de personas con diabetes que necesiten controlar los desequilibrios de glucosa.

Síguenos en Facebook

Comenta en Natursan

Pin It on Pinterest