cosmo

Descubre qué hábitos son poco recomendables, negativos y malos para mantener la salud de los riñones, al afectarles directamente.

habitos malos para los riñonesLos riñones son órganos fundamentales en la desintoxicación y depuración de nuestro organismo, ya que a través de la orina se encargan en la eliminación de aquellas toxinas y de los diferentes desechos que nuestro cuerpo no necesita.

De hecho, se convierte en uno de los principales filtros de nuestra sangre, reteniendo aquello que nuestro organismo sí puede aprovechar, y depurando y eliminando aquello que nuestro cuerpo en realidad no necesita.

Pero aunque éstas pueden ser algunas de las funciones más importantes, lo cierto es que también se encargan de regular la presión arterial, el equilibrio hidrosalino y a su vez estimulan la producción de glóbulos rojos en la sangre.

No obstante, aunque se encargan del proceso de depuración del organismo, es posible que en algunos momentos o por determinadas patologías no funcionen de forma correcta. Como de buen seguro sabrás, la creatinina se utiliza como parámetro para conocer la función y el estado de los riñones, la cual aumenta cuando los riñones no funcionan bien.

Lo cierto es que la alimentación es fundamental a la hora de cuidar los riñones, especialmente cuando se consumen alimentos o productos que pueden no ser adecuados porque los irritan o dañan:

Consumo elevado de proteínas

Los alimentos ricos en proteínas tienden a exigir al riñón un esfuerzo extra para su eliminación, especialmente cuando estos alimentos son ricos en proteínas de origen animal.

Destacan sobretodo alimentos como las carnes, quesos, huevo y los lácteos. Eso sí, no se aconseja eliminarlos de la dieta, sino sólo consumir aquellos alimentos ricos en proteínas con moderación.

Consumo excesivo de sal

Como ya conocimos en una nota anterior en la que te hablábamos sobre las consecuencias del exceso de sodio, aunque el sodio es un mineral fundamental para nuestro organismo, la realidad es que tenemos a excedernos en su consumo.

Particularmente, el sodio genera o causa un esfuerzo extra a los riñones, lo que con el paso del tiempo puede afectar gravemente a su buen funcionamiento.

Consumo elevado de alimentos ricos en potasio

Aunque el potasio es un mineral fundamental para mantener junto con el sodio el equilibrio ácido-base, controlando la cantidad y el reparto normal del agua en el organismo y también interviene en la producción de proteínas, un consumo excesivo de alimentos ricos en potasio puede ser poco recomendado, especialmente si los riñones ya padecen alguna patología.

Por tanto, se recomienda un consumo moderado de plátano y frutos secos.

Cuidado con los niveles altos de colesterol

Las personas con colesterol alto tienden a ser más propensas a sufrir algún problema renal.

En este sentido, es aconsejable que aquellas personas con insuficiencia renal reduzcan a través de la dieta el consumo de grasas, lo que favorecería positivamente a la hora de enlentecer la patología.

Imagen | sheilaz413

Síguenos en Facebook

Comenta en Natursan

Pin It on Pinterest