cosmo

Seguir unos hábitos de vida saludables y realizarte autopalpaciones o autoexploraciones mamarias regulares es fundamental para la prevención del cáncer de mama. Te explicamos cuáles son y por qué.

Una vez más en Natursan queremos dedicar un post informativo frente a la prevención precoz del cáncer de mama, en este post facilitamos una serie de consejos traducidos en hábitos de vida saludables así como la autopalpación mamaria, revisión médica para luchar en lo posible a que este tipo de cáncer no golpee nuestras vidas.

El cáncer de mama es el cáncer más frecuente entre la población femenina de Europa y el cáncer que más atemoriza a las mujeres, afectando en la actualidad a una de cada doce mujeres, siendo más alto el porcentaje en el caso de las mujeres que tienen más de 40 años. También debemos mencionar el cáncer de mama en hombres, menos común pero que también se da.

Consejos útiles para la prevención del cáncer de mama

Cuando nos encontremos en la franja de edad comprendida entre los 40 y 50 años debemos ser más cuidadosas y estricta con los controles sin saltarnos la visita anual al ginecólogo o incluso cada 6 meses en caso de necesitarlo ya que en esta etapa de la vida los tumores resultan más habituales.

Normalmente la palpación de las mamas las lleva a cabo el ginecólogo en la consulta una vez al año, coincidiendo con la revisión ginecológica, y a partir de los 35 o 40 años el ginecólogo recomienda hacerse una mamografía anual, en caso de presentar un diagnóstico de mamas fibrosas la mamografía suele acompañarse de una ecografía.

El cáncer de mama es uno de los cánceres que puede detectarse más fácilmente que otros tipos de cánceres, y cuando se detecta a tiempo las esperanzas de curación son de un 90%, teniendo en cuenta que cuanto más precoz sea su detección mayores serán las probabilidades de curación y menos agresivos serán los tratamientos.

Junto a la mamografía y ecografía la palpación de las mamas se convierte en una medida más de prevención frente al cáncer de mama.

Además de estas pruebas todas las mujeres debemos realizarnos un autoexamen o palpación de las mamas para asegurarnos que todo va bien.

La Asociación Española Contra el Cáncer (AECC) todos los años y sobre todo en la fecha que se conmemora el día Internacional del cáncer de mama lleva a cabo una serie de campañas con el objetivo de sensibilizar e informar a las mujeres.

Aunque el cáncer de mama llega a afectar también a los hombres, las investigaciones llevadas a cabo en los estudios del cáncer de mama indican que existen una serie de factores denominados de riesgo que hacen a la mujer estar más predispuesta a sufrir algún cáncer de mama alguna vez en su vida.

Factores de riesgo que pueden predisponernos a sufrir un cáncer de mama

  • Antecedentes familiares de cáncer de mama.
  • La edad que esté atravesando la mujer, siendo la franja de edad más peligrosa entre los 40 años y 50 y en la etapa de la menopausia.
  • Haber padecido otro tipo de cáncer.
  • Obesidad, sedentarismo.
  • Alimentación inadecuada.
  • Abuso del consumo de alcohol y tabaco.
  • Anticonceptivos orales.
  • Tratamientos hormonales.
  • Tratamientos de reproducción con estrógenos y endógenos.
  • No haber dado de mamar a los hijos también predispone a la mujer a poder sufrir un cáncer de mama.

Tal y como hemos dicho al comenzar este post llevar a cabo unos hábitos de vida saludables en los que la alimentación sea sana y equilibrada en la que la actividad física realizada de manera moderada no puede faltar, así como evitar el sedentarismo, sin lugar a dudas estos sanos consejos disminuirán las probabilidades de padecer de cáncer de mama.

cancer-de-mama

Tanto la obesidad, como el sobrepeso y el sedentarismo hacen que estemos más predispuestas a sufrir un cáncer debido a que el exceso de grasa en el organismo hace que aumente la producción de estrógenos con el riesgo de provocar el crecimiento de las células malas o cancerígenas

Por esa razón debemos mantenernos en nuestro peso ideal que sería el acorde a nuestra estatura e incluir en nuestra dieta alimentos ricos en fibras como, los vegetales, las frutas, la soja, legumbres, vegetales al vapor, cocidos o a la plancha, pescados azules ya que son ricos en aceites omega 3.

Como aprender a examinarnos las mamas

La edad recomendada para comenzar y aprender a realizarnos un autoexamen es en la adolescencia, pero sí ya no estamos en esta etapa de la vida y no sabemos cómo examinar nuestras mamas a continuación detallamos como podemos aprender.

La exploración debemos hacerla un semana después de haber finalizado la menstruación, antes de la menstruación no es aconsejable ya que en este período de tiempo las mamas pueden estar inflamadas y es posible entrar en confusión.

Un momento apropiado para realizarnos el autoexamen puede ser el momento de la ducha.

La exploración podemos llevarla a cabo tanto de pie como sentada o tumbada en la cama.

  • Comenzaremos explorando primero un pecho y luego el otro, colocaremos la mano del pecho que vayamos a explorar por ejemplo el derecho encima de la cabeza y con la yema de los dedos de la mano izquierda vamos tocando suavemente pero ejerciendo algo de firmeza, y dando toquecitos con las yemas de los dedos como sí tocaras las teclas de un piano.
  • Una vez finalizada la exploración del pecho derecho haremos lo mismo con el pecho izquierdo.
  • El autoexamen no solo comprende la exploración del pecho, también debemos explorarnos tanto las axilas como los pezones.
  • Para explorar las axilas lo haremos con el brazo levantado por encima de la cabeza como hicimos anteriormente en la palpación de los pechos.
  • La exploración de los pezones la haremos ejerciendo un poco de presión en el pezón y seguidamente observar que no haya secreción, también debemos observar su aspecto con lo que comprobaremos que el pezón no esté hundido.
  • El aspecto de la piel de los pechos es también importante, observándola podremos apreciar sí se han producido cambios en la piel de los pechos y pezones.
  • Observar y prestar atención a la piel de naranja que pudiera aparecer alrededor de los pechos.
  • También prestaremos atención a las grietas, sequedad, picores en los pezones, hinchazón, rojez, temperatura elevada de los pechos o dolores punzantes.

autopalpacion

Otra manera de examinar los pechos es colocarse desnuda frente al espejo:

  • Nos colocaremos de pie frente al espejo y observaremos el aspecto de los dos pechos y pezones.
  • Levantaremos primero un brazo y observaremos que el pecho correspondiente hace el movimiento de forma ligera, sin que resulte pesado y a la misma vez que el brazo.
  • Bajamos el brazo y repetimos los mismos pasos con el otro brazo observando el movimiento del pecho.
  • Ahora lo haremos con los dos brazos al mismo tiempo, los levantaremos observando el movimiento de los dos pechos que deberán elevarse a la vez.
  • En caso de notar que uno de los pechos no se elevara al mismo tiempo que el otro, haciendo el movimiento de forma más lenta y como sí pesara más pudiera ser síntoma de que algo no marcha bien.

Ante cualquier irregularidad que notes o sí notaras alguno de los síntomas antes descritos acude a tú ginecólogo lo antes posible para que te realice la revisión oportuna.

Síguenos en Facebook

Comenta en Natursan

Pin It on Pinterest