cosmo

La gastritis crónica consiste en la inflamación de la mucosa del estómago que se vuelve crónica. Produce una serie de síntomas determinados y sus causas están claras. Te descubrimos también su tratamiento.

Existen diferentes afecciones y enfermedades que pueden afectar tanto directa como indirectamente a nuestro sistema digestivo, y particularmente a nuestro estómago. Como de buen seguro sabrás, el estómago es el órgano principal de la digestión y la parte más grande de nuestro aparato digestivo. Básicamente consiste en el ensanchamiento del tubo digestivo, el cual encontramos situado entre el esófago y el intestino.

En sus paredes posee unas glándulas que segregan los distintos jugos gástricos que intervienen de manera importante en el proceso de la digestión, y presenta la forma de una especie de saco elástico capaz de aumentar o disminuir dependiendo de la cantidad de alimento que contenga.

Todo sobre la gastritis crónica

Entre las diferentes enfermedades que pueden afectar a nuestro estómago la más común y habitual es la gastritis, pudiendo diferenciar dos tipos básicos: la gastritis aguda y la gastritis crónica. Además, existe otro tipo de gastritis conocida como gastritis emocional (o nerviosa) que aparece como consecuencia de tensiones nerviosas, ansiedad y estrés, y que en realidad nada tiene que ver con las causas típicas que ocasionan los otros dos tipos de gastritis: determinadas bacterias, el consumo excesivo de alcohol o algunos medicamentos, los cuales tienden a irritar la mucosa gástrica.

¿Qué es la gastritis crónica?

En primer lugar debemos descubrir en qué consiste la gastritis. Básicamente se trata de la inflamación del revestimiento del estómago, el cual aunque en realidad es tan fuerte como para resistir ácidos fuertes, existen distintas condiciones (causas) que pueden influir en que se inflame, se irrite y por tanto se dañe.

En el caso particular de la gastritis crónica nos encontramos ante la inflamación del revestimiento del estómago que se presenta de manera gradual y persiste durante un tiempo prolongado. Se diferencia precisamente de la gastritis aguda en su tiempo de presentación, dado que la aguda surge rápidamente pero sus síntomas pueden desaparecer a medida que la situación de la persona mejora.

Causas de la gastritis crónica

Las causas que ocasionan la aparición de la gastritis crónica son absolutamente las mismas que las que causen la aparición de la gastritis aguda, con la diferencia de que en realidad nos encontramos ante causas que se prolongan más en el tiempo.

helicobacter

Por ejemplo, es ocasionada habitualmente por las siguientes causas:

  • Consumo de medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (AINES): los cuales causan una irritación de la mucosa del estómago.
  • Infección con la bacteria Helicobacter pylori: se trata de una bacteria muy común que infecta el epitelio gástrico siendo capaz de subsistir en un ambiente tan ácido. La infección se puede producir por compartir fluidos con personas contaminadas a través de líquidos o comidas, o por ingerir agua y alimentos.
  • Anemia perniciosa: se trata de un trastorno autoinmune que causa un tipo de anemia megalobástica por deficiencia de vitamina B12, causada generalmente por una gastritis atrófica.
  • Otras causas relacionadas: también existen otras causas que influyen en su aparición. Podemos mencionar por ejemplo el reflujo biliar crónico o la degeneración normal del revestimiento del estómago por el envejecimiento (edad).

Te recomendamos leer: Cómo curar la gastritis naturalmente.

¿Cuáles son sus síntomas?

¿Sabías que muchas personas que sufren de gastritis crónica tienden a no presentar síntomas? De hecho, a diferencia de la gastritis aguda, la gastritis crónica no posee unos síntomas específicos, de la misma forma que hay personas que no padecen síntomas.

Cuando estos síntomas sí aparecen pueden sufrir síntomas tales como dispepsias con dolor en el epigastrio, pesadez tras las comidas o aerofagia.

sintomas-gastritis-cronica

Tratamiento de la gastritis crónica

El tratamiento médico depende de la causa que haya ocasionado la aparición de la gastritis crónica. Así, por ejemplo, mientras que cuando no se presentan síntomas no se requiere ni se prescribe tratamiento, cuando la causa es debido a la infección con la bacteria Helicobacter pylori se tienden a utilizar una terapia con antibióticos con el objetivo de erradicarla.

Los antiácidos son útiles para neutralizar o disminuir el ácido gástrico en el estómago. Por ejemplo, los inhibidores de la bomba de propones ayudan a eliminar los síntomas y promueven la curación.

Mientras que, cuando se trata de una gastritis causada por la anemia perniciosa, el tratamiento consiste en la administración de vitamina B12.

Temas:

Síguenos en Facebook

Comenta en Natursan

Pin It on Pinterest