cosmo

Las gárgaras de agua tibia y bicarbonato de sodio son ideales para aliviar y calmar el dolor de garganta, y las molestias que podamos sentir en la boca. Descubre cómo hacerlas en casa.

Las gárgaras o gargarismos, dependiendo del ingrediente principal con el que se acompañe el agua, resultan especialmente útiles y adecuados para determinados problemas y molestias de salud, destacando sobre todo en caso de dolor de garganta. Un ejemplo lo encontramos en las gárgaras de agua y sal, que realizadas con agua tibia son adecuadas para aliviar las molestias que podamos sentir en la garganta cuando estamos resfriados o agripados.

Por otra parte, otro de los remedios tradicionales que comúnmente se han venido utilizando en caso de dolor de garganta es el bicarbonato de sodio, y las gárgaras de agua y bicarbonato de sodio.

Bicarbonato sódico

¿Qué es el bicarbonato de sodio?

El bicarbonato de sodio o bicarbonato sódico es un polvo de color blanco que podemos encontrarlo de manera totalmente natural como mineral, o bien puede ser elaborado de forma industrial artificialmente. Consiste en un compuesto sólido cristalino el cual es soluble al agua, con un sabor ligeramente alcalino.

Comúnmente se utiliza en la cocina para la elaboración de determinados postres, en la producción de pan (cuando es juntado con compuestos acídicos como aditivo leudante), o en la producción de bebidas gaseosas por su capacidad para liberar dióxido de carbono.

No obstante, desde un punto de vista medicinal, tradicionalmente se ha venido usando como digestivo al ser anti-ácido y ayudar en caso de gases, para combatir el reflujo gastro-esofágico, para combatir el exceso de ácidos, como alcalinizante cuando es mezclado con limón y como depurativo.

Cómo preparar las gárgaras de agua tibia y bicarbonato de sodio

Para elaborar los gargarismos de agua y bicarbonato de sodio solo necesitas el equivalente a una taza de agua y una cucharadita de café de bicarbonato sódico.

Gárgaras de agua y bicarbonato

¿Qué necesitas? Ingredientes:

  • 1 taza de agua
  • 1 cucharadita de bicarbonato sódico (tamaño café)

Pasos para elaborar las gárgaras de agua y bicarbonato sódico

  1. Pon en un cazo el equivalente a una taza de agua, y lleva a ebullición.
  2. Justo antes de que el agua empiece a hervir retira del fuego, y pon el agua caliente en un vaso o taza.
  3. Cuando el agua esté algo más tibia añade la cucharadita de bicarbonato de sodio, y mezcla bien.

Cómo hacer las gárgaras de agua y bicarbonato

Si tienes dolor de garganta las gárgaras realizadas con agua tibia y bicarbonato son útiles para aliviar las molestias y calmar el dolor.

Sólo tienes que ponerte un poco de agua tibia y bicarbonato sódico en la boca y realizar gargarismos, tratando de llevar esta agua hasta la zona de la garganta pero evitando tragarla, manteniendo los gargarismos durante 15 a 20 segundos. Repite hasta que el agua se termine.

Asimismo, es aconsejable repetir varias veces al día.

Imágenes | solylunafamilia / Liesl

Síguenos en Facebook

Comenta en Natursan

Pin It on Pinterest