cosmo

Para qué sirven las vitaminas y cuáles son sus principales funciones: conoce una a una la función específica de cada una de las vitaminas, esos nutrientes esenciales indispensables para nuestro organismo.

Las vitaminas son nutrientes esenciales que aportamos a nuestro organismo a través de nuestra alimentación diaria (es decir, de los distintos alimentos que comemos cada día), de ahí que sea fundamental seguir una dieta lo más variada, sana y equilibrada posible, dado que nuestro organismo no es capaz de sintetizarlas por sí mismo a partir de reacciones químicas.

Como ya vimos en una nota anterior en la que te explicábamos qué son las vitaminas, se caracterizan por ser sustancias inorgánicas que encontramos sobretodo en los alimentos, a la par que son esenciales precisamente porque son imprescindibles para el buen funcionamiento de nuestro organismo, de ahí que su carencia o déficit causa efectos negativos y problemas de salud.

Funciones de las vitaminas

Hasta el momento se han identificado un total de 13 vitaminas; cada una de ellas ejercen determinadas funciones, siendo fundamentales para la vida. A continuación te explicamos para qué sirven las vitaminas.

Para qué sirven las vitaminas

Vitamina A

Conocida también con el nombre de retinol, es fundamental para la vista y para mantener la salud tanto de la piel como de las membranas mucosas. Es una vitamina que puede formarse a partir de la provitamina A o caroteno, y la encontramos sobretodo en productos de origen animal.

Vitamina B1

Conocida con el nombre de tiamina, es fundamental para la metabolización de los hidratos de carbono. Esto significa que cuanto más alimentos ricos en carbohidratos se consuman, más vitamina B1 será necesaria para su correcta y adecuada metabolización.

Vitamina B2

Conocida con el nombre de riboflavina, participa activamente en las reacciones de producción de energía para los distintos procesos biológicos. Además, interviene en el mantenimiento tanto de las mucosas como del tejido epitelial, favoreciendo la formación de anticuerpos y glóbulos rojos.

Vitamina B3

Conocida con los nombres de niacina o ácido nicotínico, es una vitamina que puede formarse en nuestro organismo con la ayuda de triptófano, un aminoácido. Interviene en el metabolismo de los aminoácidos y los ácidos grasos, así como en las reacciones relacionadas con la síntesis y con la degradación de los hidratos de carbono.

Vitamina B5

Conocida con el nombre de ácido pantoténico, forma parte de la estructura de la coenzima A, la cual interviene en reacciones del metabolismo energético. Por otra parte, participa activamente en los diferentes procesos metabólicos.

Vitamina B6

Conocida con el nombre de piridoxina, interviene en las reacciones enzimáticas del metabolismo de los aminoácidos. Ejerce una función destacada en la formación de las hormonas esteroideas, interviniendo a su vez en el proceso de degradación y síntesis de la homocisteína.

Vitamina B8

Conocida con el nombre de biotina, interviene en reacciones de carboxilación. Además, es fundamental para el metabolismo de los lípidos y de los hidratos de carbono.

Vitamina B9

Conocida más popularmente con el nombre de ácido fólico, es la vitamina por excelencia de la mujer gestante (embarazo), ya que ayuda a prevenir deformaciones de la placenta, defectos de nacimiento en el cerebro, en la columna vertebral (espina bífida), la leucemia infantil, la fisura palatina y el labio leporino.

Vitamina B12

Conocida con el nombre de cobalamina, es esencial para el buen funcionamiento tanto del cerebro como del sistema nervioso, además de ser fundamental para la formación de algunas proteínas y para la formación de la sangre.

Vitamina C

Es fundamental para el buen estado del tejido conjuntivo, además de ser imprescindible para la asimilación del hierro. Ayuda a prevenir enfermedades y es útil en la recuperación posterior, sobretodo después de las operaciones quirúrgicas. Asimismo, actúa como antioxidante.

Vitamina D

Es una vitamina fundamental para la correcta asimilación tanto del fósforo como del calcio. Entre otros aspectos, fortalece el sistema inmune, interviene en la secreción de insulina y promueve el crecimiento y la mineralización de los huesos.

Vitamina E

Conocida con el nombre de tocoferol, es una de las vitaminas más conocidas por su potente acción antioxidante. Además, es necesaria tanto para la formación como para el mantenimiento de las células del cuerpo. Ayuda en la cicatrización de heridas y actúa como rejuvenecedor.

Vitamina K

Útil en la correcta coagulación de la sangre. De ahí que un déficit o ausencia de esta vitamina pueda aumentar el riesgo de hemorragias.

Imagen | Mike65444

Síguenos en Facebook

Comenta en Natursan

Pin It on Pinterest