cosmo

La piel grasa puede cuidarse de forma natural mediante una serie de remedios caseros y naturales especialmente pensados para este tipo de piel. Te descubrimos mascarillas y exfoliantes para ello.

La piel grasa es un tipo de piel en la que se produce un exceso de sebo o grasa producida por las glándulas sebáceas. Se caracteriza por ser una piel más gruesa, es brillante, húmeda, los poros se dilatan y debido al exceso de grasa es muy común la aparición de puntos negros y espinillas, ya que esta piel acumula impurezas con más facilidad que otro tipo de piel.

Sin embargo la piel grasa tarda más en envejecer manteniéndose durante más tiempo joven. En cualquier momento de nuestra vida puede que la piel del rostro se vuelva grasa, aunque la edad en la que con más frecuencia sucede es durante la adolescencia con los cambios hormonales.

Cómo cuidar la piel grasa naturalmente

Para cuidar la piel grasa hay que tratarla y limpiarla adecuadamente para que se mantenga saludable. La piel grasa debemos limpiarla dos veces al día con agua tibia y utilizar siempre un jabón suave y neutro. Además, para limpiar la piel grasa de impurezas, toxinas, puntos negros es aconsejable exfoliar la piel una vez cada 10 días.

También es aconsejable aplicarse una mascarilla para pieles grasas una vez a la semana. La crema hidratante que este tipo de piel necesita no deberá contener aceite.

Cuidar la piel grasa con productos naturales y remedios caseros es posible, estos remedios naturales son mucho más suaves y menos agresivos que algunos productos cosméticos a los que habitualmente recurrimos como a los productos de limpieza facial que suelen contener alcohol.

Optando por los remedios naturales también evitaremos las sustancias químicas que contienen, utilizando ingredientes naturales apropiados con los que aportaremos a la piel una textura ligera, una piel limpia, libre de grasa, de impurezas con lo que la piel transpirara correctamente.

3 remedios naturales para cuidar la piel grasa

Exfoliante de levadura de cerveza

Este exfoliante de levadura de cerveza nos ayudará a limpiar la piel de impurezas, y para liberar la piel de células muertas.

levadura-cerveza-piel-grasa

Para preparar este exfoliante casero necesitaremos:

  • 15 gramos de levadura de cerveza.
  • Medio vaso de agua mineral.
  • Una cucharadita de miel.
  • Una cucharadita de arcilla verde.
  • 30 ml. de yogurt natural.

Primero mezclaremos la levadura de cerveza en el agua, removemos hasta diluir bien.

Dejamos reposar durante media hora.

Transcurrido el tiempo, añadimos la cucharadita de miel, la arcilla verde, el yogurt y removemos todo bien.

Aplicación:

Aplicamos el preparado exfoliante en la piel del rostro y la dejamos actuar durante 10 minutos.

Retiramos la crema exfoliante con abundante agua tibia.

A continuación secamos suavemente sin frotar con una toalla suave.

Podemos repetir el exfoliante cada 10 días.

No te pierdas: Mascarilla de yogurt y miel para piel grasa

Mascarilla de leche y pepino para pieles grasas

Tanto la leche como el pepino tienen propiedades beneficiosas para la piel, además de hidratarla. Para preparar esta mascarilla necesitamos un trozo de pepino y dos cucharadas soperas de leche.

Quitamos la piel al pepino lo lavamos y lo hacemos puré con la batidora. A continuación añadimos la leche y mezclamos.

Aplicación:

Aplicamos la mascarilla de pepino y leche sobre la piel del rostro.

Dejaremos actuar la mascarilla unos 10 minutos.

Retiramos la mascarilla con agua tibia y secamos suavemente sin frotar.

Esta mascarilla podemos aplicárnosla todas las noches para limpiar la grasa de la piel y las impurezas.

mascarilla-pepino-leche

Tónico para pieles grasas

Este tónico para pieles grasas lo prepararemos con agua floral de hamamelis, agua floral de lavanda, aceite esencial de menta piperita.

Las cantidades necesarias para hacer este tónico son:

  • 60 ml. de agua floral de hamamelis.
  • 60 ml. de agua floral de lavanda.
  • 3 gotas de aceite esencial de menta piperita.

Mezclamos los ingredientes.

Aplicación:

Humedecemos un disco de algodón o bolita de algodón en el tónico y lo aplicamos sobre la piel del rostro. Dejamos secar. Este tónico nos aportará propiedades calmantes, astringentes y refrescantes. Además, podemos aplicárnoslo por las noches.

Síguenos en Facebook

Comenta en Natursan

Pin It on Pinterest