cosmo

Las estrías son muy comunes en el embarazo, pero ¿cuáles son sus causas y por qué aparecen durante la gestación? Te descubrimos también algunos consejos útiles para evitarlas.

Las estrías consisten en áreas irregulares de la piel que se asemejan a líneas o franjas que se hacen fácilmente visibles, al aparecer en forma de líneas paralelas de color rojizo, suelen ser delgadas y brillantes cuando surgen, para luego irse tornando con el paso del tiempo a un color blancuzco con apariencia similar al que tendría una cicatriz. Por lo general, tienden a presentar una textura completamente distinta a la que posee la piel normal, y en ocasiones pueden ser también ligeramente profundas.

Aunque dependiendo de la causa que haya ocasionado la aparición de las estrías, cuando ésta desaparece también tienden a desaparecer las marcas, lo cierto es que en muchas ocasiones es muy común que terminen por quedarse en la piel, debido sobre todo al excesivo estiramiento que produjo en un primer momento su formación y aparición.

Estrías en el embarazo

Entre las etapas o los momentos en los que las estrías suelen aparecer con mayor asiduidad podemos mencionar fundamentalmente el sobrepeso y exceso de peso, y sobre todo el embarazo. ¿Por qué? Principalmente porque como conoceremos a continuación, la principal causa es un aumento de peso -el cual puede llegar a ser muy rápido y que puede afectar por igual tanto a hombres como a mujeres-, o el agrandamiento del abdomen propio y característico de la gestación.

Por qué aparecen las estrías durante el embarazo

Desde el comienzo del embarazo la piel comienza a estirarse poco a poco como consecuencia, por un lado, del agrandamiento del abdomen según van creciendo y se van desarrollando tanto la placenta como el bebé, y por otro por el aumento de peso normal durante esta importante etapa.

Ambas circunstancias ocasionan el estiramiento de la piel, momento en el que las fibras que poseen una menor elasticidad tienden a romperse y dejan una línea hundida similar a una pequeña cicatriz, que al comienzo suelen ser rosadas, moradas o color café oscuro. Aunque con el paso del tiempo pueden hacerse menos perceptibles y desvanecerse un poco, lo cierto es que nunca desaparecen por completo.

La aparición de las estrías es mucho más común en el último trimestre del embarazo, cuando el abdomen se expande muy rápidamente con el fin de acomodar al bebé en crecimiento. No obstante, dependiendo de si el aumento de peso ha sido o no rápido durante los primeros meses de gestación, también es común que aparezcan a lo largo del embarazo y no solo al final.

Estrías durante la gestación

Sea como fuere, la realidad es que no se puede prevenir si cuando te quedes embarazada te saldrán o no estrías. De hecho, aún no se sabe realmente por qué algunas mujeres sí presentan estrías durante el embarazo, y otras sin embargo no tienen ni una sola. Al parecer la genética estaría muy relacionada, por lo que si tu madre tuvo estrías durante el embarazo es más que probable que tu también las tengas.

Cómo evitar las estrías del embarazo

Aunque no siempre es posible y pueden aparecer incluso aunque hayas seguido algunos hábitos útiles para su prevención, sí existen algunos consejos que te podrían ayudar a ganar la partida a las estrías durante el embarazo. Son los siguientes:

  • Aumenta de peso poco a poco: el aumento de peso rápido durante el embarazo es una causa común y habitual de aparición de estrías. Por tanto, se aconseja tratar de subir de peso lentamente. Por otro lado, lo más recomendable es tratar de no aumentar más del peso aconsejado, habitualmente entre 11 a 16 kg,.
  • Hidrata tu piel: con el fin de conservar la elasticidad natural de la piel y prepararla para que resista la distensión causada por el aumento de peso y de volumen tan característico durante el embarazo, es fundamental mantener tu piel continuamente hidratada, entre dos a tres veces al día. Puedes optar por aceite corporal o por aceites naturales como el aceite de almendras.
  • Aceite de coco: el aceite natural de coco es uno de los productos naturales más adecuados a la hora de prevenir la aparición de estrías durante el embarazo. Para utilizarlo debes calentarlo un poco al baño María, dado que es habitual que se solidifique. Luego aplícatelo sobre tu abdomen, senos y piernas, preferiblemente dos veces al día.
  • Utiliza crema antiestrías: son útiles para hidratar y nutrir la piel, ayudando a prevenir la aparición de las estrías durante el embarazo. Por otra parte, es aconsejable no solo usarla durante el embarazo sino también hasta dos o tres meses después del parto. Cuando te apliques esta crema trata de hacerlo mediante masajes circulares, ideales para estimular la circulación.
  • Pellízcate: además de los masajes circulares en zonas como el abdomen, el pecho, las caderas y los muslos puedes optar por darte suaves pellizcos en la piel, útil igualmente para estimular la circulación.
  • Practica ejercicio físico: si practicas ejercicio físico durante el embarazo de forma regular conseguirás un buen tono muscular, lo que a su vez se traducirá en evitar las microroturas de la piel que pueden causar la aparición de estrías.

Cómo prevenir las estrías en el embarazo

Como ves, aunque las estrías son muy comunes durante el embarazo siguiendo una serie de hábitos y consejos naturales pueden conseguir que no aparezcan. Trata de mantener estos trucos durante todo el embarazo, especialmente durante los últimos meses. ¡Ah! Y que seas muy, muy feliz con tu bebé.

Síguenos en Facebook

Comenta en Natursan

Pin It on Pinterest