cosmo

¿Sabes cuáles son las consecuencias para tu salud si no desayunas cada día? Te descubrimos qué le pasa a tu cuerpo si evitas desayunar todas las mañanas Te sorprenderá.

Todos hemos pasado por esos días en los cuales por la prisa o por el descuido hemos salido a realizar nuestras actividades diarias sin la famosa “comida más importante del día”, o bien simplemente nos ha dado pereza levantarnos a las horas de la mañana y nos saltamos el desayuno, pero ¿qué pasa cuando no desayunamos?.

El dicho popular que dice que el desayuno es la comida más importante es tan evidente como real. De hecho, son muchas las consecuencias para nuestra salud cuando nos saltamos el desayuno, especialmente si lo hacemos de manera habitual.

Estas son las consecuencias si no desayunas cada día

Es más, seguro es una pregunta que normalmente no te haces; en el siguiente artículo te diremos cuáles son las consecuencias para la salud tras no desayunar.

Consecuencias para la salud de no desayunar

Como bien se sabe, el no desayunar puede traer problemas para la salud del individuo, ¿pero cuales son estos problemas específicamente? Y ¿estos problemas pueden afectar nuestra vida personal?

Primero que nada, has de saber que el cuerpo entra en un estado de ayuno prolongado. Y ¿qué quiere decir esto?. Significa básicamente que el cuerpo entra en un estado de preparación para no recibir comida por largos periodos de tiempo, puesto que como ha faltado la ingesta del desayuno este no sabe cuándo volverá a comer.

¿Esto, realmente es malo? Sí, puesto que a la hora de comer el almuerzo, nuestro cuerpo lo absorberá sobre todo como grasa, ya que no sabe si volverá a consumir alimentos en un largo periodo de tiempo, evitándote obtener los beneficios que te brindarían los alimentos del almuerzo o de la cena.

Te descubrimos: Los beneficios de tomar un buen desayuno

Por otro lado, los niveles de glucosa se elevan, dado que comeremos de una forma innecesaria más comida a la hora de almorzar porque precisamente tendremos un mayor apetito.

La consecuencia es más que evidente si el hábito de no desayunar se mantiene en el tiempo: es previsible que aumentemos de peso, en especial si ese mayor aporte calórico no se compensa con una mayor práctica de ejercicio físico (o mantenemos una mayor actividad física a lo largo del día).

no-desayunar-consecuencias

De hecho, si la falta de desayuno se vuelve un hábito como se ha podido observar en ciertos casos, el individuo que adopte este estilo de vida es susceptible a llegar a padecer las siguientes condiciones o enfermedades que enumeraremos a continuación:

  1. El índice de masa corporal puede llegar a incrementarse en el individuo que tiene la costumbre de no desayunar.
  2. Se aumenta en un 21% el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2.
  3. En los hombres, el riesgo de sufrir un infarto sube un 27%, la falta de desayuno puede ser un causante severo para el agravamiento cardiaco de un individuo.
  4. En las mujeres aumenta la posibilidad de presentar elevación de colesterol en la sangre.
  5. Se obtiene un mayor riesgo de padecer obesidad.
  6. El individuo llega a poseer colesterol y triglicéridos altos.

También se debe tener en cuenta que el desayuno es el proveedor del 25% de las necesidades nutricionales diarias; además, se ha comprobado que el no desayunar disminuye las funciones del cerebro, causa una mayor irritabilidad y afecta tanto a la concentración de la persona como a su memoria.

Sin mencionar, eso sí, que la prolongación de una dieta de desayuno ocasionara una falta de hierro y vitaminas en el organismo, dando así lugar a una mala circulación de oxígeno y provocando un mal funcionamiento del cerebro.

Consume un desayuno óptimo para comenzar el día

Ya se sabe que la falta de desayuno ocasiona una serie de efectos negativos que pueden ser realmente graves para el organismo, cerebro y vida personal, sin este no se tiene la energía necesaria para llevar a cabo nuestras actividades diarias.

desayuno-optimo

Pero, ¿cuál es el desayuno correcto, que deberíamos comer para comenzar el día óptimamente con un desayuno balanceado? Tu desayuno debería contener un 30% de verduras, un 25% de cereales, leguminosas y tubérculos, un 25% de proteínas y un 20% de frutas.

No te pierdas: Los 5 mejores alimentos para el desayuno

Por supuesto, puedes variar este porcentaje a lo que tengas en el momento de hacer el desayuno, te aconsejamos dejarlo todo ordenado y preparado a la hora de realizarlo el día anterior, recuerda desayunar de media a una hora después de haberte levantado, para que no te tomes por sorpresa que te has vuelto a irte al trabajo sin desayunar.

Y si quieres aprender y descubrir más, te animamos a descubrir cómo comenzar el día con energía, con estos consejos sencillos y fáciles de seguir.

Síguenos en Facebook

Comenta en Natursan

Pin It on Pinterest