cosmo

La escarlatina o fiebre escarlata es una enfermedad muy grave que afecta al niño. Descubre sus síntomas, qué lo causa y el tratamiento médico más adecuado.

La escarlatina es una enfermedad muy grave de la niñez, que médicamente también es conocida con el  nombre de fiebre escarlata o fiebre escarlatina. A pesar de ser grave, en la actualidad es curable fácilmente; de hecho, aunque tienda a ser considerada como una enfermedad del pasado la realidad es que aún hoy día continúan apareciendo nuevos casos.

No obstante, es cierto que con menos frecuencia la escarlatina tiende a causar infecciones que amenazan la vida, tales como septicemia, faseitis necrótica (destrucción de la grasa y del músculo), o el síndrome del choque tóxico por estreptococo.

escarlatina

Se caracteriza por ser una enfermedad causada por una infección con las bacterias estreptococos del grupo A (la misma bacteria que causa la faringitis estreptocócica), o Streptococcus grupo A, una bacteria que encontramos comúnmente en la piel y en la garganta.

Síntomas de la escarlatina

Generalmente suelen trascurrir de 1 a 2 días entre el momento de ser infectado y la aparición de sus síntomas.

Clásicamente se trata de una enfermedad que comienza con una fiebre y con dolor de garganta. Respecto a la erupción rojiza característica y distintiva de la enfermedad suele aparecer generalmente primero en el cuello y en el tórax, para luego diseminarse por el resto del cuerpo, la cual puede durar alrededor de una semana y según va desapareciendo puede presentar descamación de la piel.

También se pueden describir otros síntomas relacionados:

  • Escalofríos
  • Malestar general e indisposición
  • Dolor de cabeza, de garganta y musculares.
  • Hinchazón de la lengua y enrojecimiento
  • Dolor abdominal
  • Vómitos

Causas de la escarlatina

Como indicábamos anteriormente, la causa de la escarlatina es la infección con las bacterias estreptococos del grupo A.

Tratamiento de la escarlatina

Con el objetivo de prevenir la fiebre reumática (complicación seria tanto de la escarlatina como de la faringitis estreptocócica), los antibióticos se utilizan principalmente con el objetivo de eliminar las bacterias que causan la infección de la garganta.

Con este tratamiento los síntomas suelen mejorar rápidamente. Sin embargo, la erupción de la piel tan característica puede durar hasta 2 o 3 semanas en desaparecer por completo.

Imagen | perpetualplum

Síguenos en Facebook

Comenta en Natursan

Pin It on Pinterest