cosmo

Cada vez que llega el verano es común que nos preocupemos en adelgazar rápido y en perder peso velozmente. Sin embargo, es una práctica poco o nada saludable. Descubre por qué.

adelgazar antes del veranoCon la llegada del verano (que ya comenzó el pasado 21 de junio en España), también comienza la denominada como operación bikini, conocida por muchas personas porque cada año se convierte en una prueba y en una puesta a punto para todos aquellos que desean adelgazar y perder peso antes de las vacaciones.

Aunque es cierto que cuando existe un exceso de peso adelgazar y reducirlo es una opción realmente adecuada y útil a la hora de mejorar y cuidar la salud (previniendo con ello enfermedades relacionadas con la obesidad, como la diabetes o enfermedades cardiovasculares), no es tan recomendado hacerlo de cualquier manera. Y lo que es aún peor, hacerlo rápidamente.

Por un lado, no es aconsejable perder peso rápidamente, porque lo más habitual es que en lugar de grasas lo que nuestro organismo esté perdiendo son líquidos necesarios para su correcto funcionamiento. De ahí que luego se produzca el temido efecto rebote, de forma que la persona recupera el peso perdido durante la dieta (casi mejor dicho, recupera el líquido perdido). Además, si se pierde peso rápidamente nuestro hígado puede resentirse, apareciendo el denominado como hígado graso.

Por otro lado, debemos tener muy en cuenta qué dieta de adelgazamiento vamos a seguir, ya que si ésta es demasiado estricta y restrictiva en cuanto a los alimentos consumidos, podemos correr el riesgo de sufrir diferentes déficits nutricionales.

A la hora de adelgazar y de cumplir con el objetivo de reducir nuestro peso de más, siempre es útil –y adecuado- seguir una dieta de adelgazamiento prescrita por un dietista especializado.

Aunque si no se debe perder mucho peso, también es posible reducirlo poco a poco siguiendo una alimentación sana y saludable, basada en alimentos naturales y bajos en grasas, y sobretodo practicando ejercicio físico.

practicando ejercicio en verano

Por ejemplo, si deseas adelgazar rápido antes de las vacaciones de verano, lo más interesante es dejar a un lado los alimentos grasos y calóricos, optar por más frutas y verduras frescas, pescados, cereales integrales, legumbres y carnes magras, y practicar cada día entre 30 a 60 minutos de ejercicio físico. Si deseas saber más, te recomendamos leer nuestro artículo sobre la práctica de ejercicio en verano.

Poco a poco comprobarás cómo tu organismo irá perdiendo peso; y lo que es aún mejor, quemando grasas.

Imágenes | Nicole Lee / mikebaird

Síguenos en Facebook

Comenta en Natursan

Pin It on Pinterest