cosmo

Muchos desodorantes contienen aluminio, el cual se ha relacionado con peligrosos riesgos para la salud como es por ejemplo la aparición del cáncer de seno. Te desvelamos lo último que se conoce sobre ello.

Los desodorantes se han convertido, casi sin ninguna duda, en una herramienta higiénica indispensable a la hora de prevenir, reducir o evitar el mal olor de las axilas, que surge sobre todo cuando la sudoración excesiva da paso a una acumulación de bacterias, que en definitiva son las principales culpables de que aparezca ese molesto mal olor. Pero lejos de lo que piensa mucha gente, lo cierto es que ese mal olor no es debido a una pésima o incorrecta higiene, sino que puede tener relación directa con factores glandulares o hormonales.

En cualquier caso, en los últimos años ha aumentado la preocupación de muchos consumidores en relación a uno de los ingredientes activos que encontramos en la composición de la mayoría de desodorantes que podemos adquirir hoy día en los supermercados: la presencia de aluminio.

Desodorantes y antitranspirantes con aluminio

Y, sobre todo, sus posibles riesgos en la salud al aparecer desde hace tiempo algunos estudios científicos que relacionarían el uso de este tipo de desodorantes con un aumento del riesgo de cáncer de seno.

¿Por qué se utiliza aluminio en los desodorantes?

Desde hace años determinados compuestos de aluminio se utilizan en desodorantes, sobre todo en antitranspirantes, y son usados como ingrediente activo, dado que forman una cubierta temporal de los conductos del sudor, impidiendo que el sudor fluya a la superficie de la piel.

Estos compuestos de aluminio lo podemos encontrar en la composición de muchos desodorantes antitranspirantes que incluso se siguen vendiendo hoy día. Y además lo podemos encontrar en su forma más peligrosa: el clorhidrato de aluminio.

¿Cuáles son sus riesgos para la salud?

Algunos estudios científicos han relacionado el uso de desodorantes que poseen compuestos de aluminio con el cáncer de seno, considerando que este tipo de compuestos (como por ejemplo es el caso del clorhidrato de aluminio, el más habitual en la composición de los antitranspirantes) pueden contribuir a la formación del cáncer de seno.

desodorantes-aluminio

El mecanismo que desencadenaría esta formación sería el siguiente: es común que los desodorantes se utilicen frecuentemente y sean aplicados en la piel cerca del seno, pudiendo ser absorbidos por la piel y causando efectos hormonales parecidos a los del estrógeno, el cual tiene la capacidad de fomentar el crecimiento de las células del cáncer de seno.

Te recomendamos hacer un Desodorante casero para el mal olor.

Por otro lado, según se cree, afeitarse las axilas y utilizar luego algún antitranspirante con aluminio aumentaría el riesgo, dado que estos compuestos podrían ser absorbidos más rápida y fácilmente por la piel a través de las pequeñas heridas que se forman habitualmente.

Ya en el año 2003 se publicaron los resultados de un estudio que examinó la frecuencia entre 437 supervivientes de cáncer de seno de afeitarse las axilas y utilizaban desodorantes o antitranspirantes. Se observó que la edad de diagnóstico del cáncer de ceno fue significativamente menor entre aquellas mujeres que usaban este tipo de productos y además se afeitaban las axilas con mayor frecuencia.

Los estudios respecto al uso de antitranspirantes y desodorantes con aluminio y el aumento del riesgo de cáncer de seno no han sido concluyentes, proporcionando resultados conflictivos. Por tanto, es necesario la realización de más investigación. No obstante, el uso del clorhidrato de aluminio está cada vez más relacionado con el cáncer de mama y con la alteración del ADN, de manera que lo más aconsejable es tratar de evitar el uso de este tipo de productos que contengan entre sus ingredientes compuestos de aluminio.

¿Cómo saber si tu desodorante tiene aluminio?

Solo tienes que echar un vistazo a la etiqueta de ingredientes de tu desodorante habitual, o de aquel que vayas a comprar, y tratar de encontrar cualquier compuesto que diga “aluminum”. Lo más habitual es que lo identifiques fácilmente bajo la denominación “aluminum chlorohydrate”.

Síguenos en Facebook

Comenta en Natursan

Pin It on Pinterest