cosmo

La aplicación de calor en el vientre o en el estómago es un remedio tradicional que se utiliza desde muy antiguo para aliviar el dolor, pero ¿es bueno y recomendado?.

Son varias las causas por las que nos puede doler el vientre; los motivos del dolor pueden ser en realidad muy variados, sobretodo si somos hombre o mujer. Por ejemplo, en el caso de la mujer puede doler el vientre si está embarazada o tiene la menstruación, pero si se trata de un hombre –obviamente- los motivos serán otros.

En el caso de la menstruación, muchos especialistas médicos consideran que el motivo principal de aparición de dolor de los cólicos menstruales están ocasionados por dos motivos: por una reducción temporal en el flujo sanguíneo, o bien por la distensión de los órganos huecos (como es el caso del intestino o del útero), lo que causa daños locales en los tejidos.

Aplicar calor en el vientre

En este sentido, aplicar calor en el vientre se convierte en uno de los remedios tradicionales más antiguos, comúnmente utilizado desde tiempo de nuestras abuelas con el objetivo de aliviar el dolor de vientre, sobretodo cuando el dolor estuviera motivado por cólicos o por la propia menstruación. Principalmente por algo muy sencillo: es un remedio popular efectivo en este sentido.

¿En qué casos aplicar calor en el vientre?

Sobretodo las mujeres pueden beneficiarse de la aplicación de calor en el vientre, ya que de forma mucho más habitual suelen sentir molestias en esta zona prácticamente cada mes, por ejemplo a partir de la semana anterior a la llegada de la regla, durante la propia menstruación e incluso algunas mujeres suelen sentir molestias en los ovarios durante la ovulación.

Por ello, siempre es útil descubrir en qué momentos es adecuado, bueno o no aplicar calor en el vientre:

  • Dolor premenstrual: debemos diferenciarlo del dolor que aparece durante la menstruación, no porque obviamente sea distinto sino porque aparece a partir de la semana anterior a la llegada de la regla. Los síntomas más comunes son efectivamente dolor abdominal, calambres y hinchazón.
  • Dolor menstrual: es precisamente el que se produce durante el periodo que dura la regla o menstruación.
  • Dolor de ovulación: conocido también como ovulación dolorosa, es el dolor que aparece a mitad del ciclo de ovulación.

¿Cómo aplicar el calor en el vientre?

En realidad es un remedio sumamente sencillo de aplicar. Tienes varias opciones igualmente útiles y fáciles:

  • Baño caliente: consiste simplemente en tomar un baño de agua caliente, lo que no solo será útil para reducir el dolor que puedas sentir en el vientre, sino que también te ayudará a relajar tu cuerpo y tu mente. Sólo tienes que llenar la bañera con agua caliente (pero no muy caliente para evitar quemarte), añadir algún aceite esencial cuyo aroma te guste y te relaje, y sumergirte en el agua durante 10 a 15 minutos, no más para evitar bajadas de tensión bruscas y mareos.
  • Bolsa de agua caliente: las puedes encontrar en herbolarios. Son bolsas, generalmente duras, que puedes llenar con agua fría o caliente.
  • Manta eléctrica: es la opción más rápida. Sólo tienes que enchufarla a la corriente eléctrica y colocarte la manta en el lugar donde sientas dolor, dejándola actuar durante 5 a 10 minutos.

Manta eléctrica

La explicación científica de por qué el calor alivia el dolor de vientre

En el año 2006, en la conferencia anual de la Physiological Society, un grupo de científicos del University College London (UCL) de Reino Unido, presentaron sus hallazgos sobre por qué el calor es analgésico, ofreciendo una respuesta científica de por qué el calor se ha venido utilizando desde hace ya mucho tiempo como remedio casero para aliviar el dolor.

Según estos expertos, al aplicar sobre la piel una bolsa de agua caliente o cualquier otro utensilio caliente de unos 40º C en la zona donde se produce el dolor, se consigue activar los receptores del calor localizados en esa zona, los cuales bloquean el efecto de los mensajeros químicos que están haciendo que el organismo detecte dicho dolor.

Es decir, el calor realmente es capaz de desactivar el dolor a nivel molecular, de un modo bastante similar a cómo funcionan los medicamentos analgésicos. Además, claro está, de brindar comodidad.

Más información | El Mundo Salud

Síguenos en Facebook

Comenta en Natursan

Pin It on Pinterest