Café y salud

Existen muchos mitos alrededor del café, pero ¿es en realidad bueno para la salud? Es cierto que esta pregunta se la hacen cada día muchas personas, especialmente porque, como de buen seguro sabrás, se trata de una de las bebidas -o infusiones- más bebidas en todo el mundo junto con el té.

Mucho se ha hablado sobre el café, y en cierto sentido se podría decir que existen algunos mitos diversos que no son del todo ciertos, y que sin embargo se toman como reales cuando, en realidad, puede llegar a ser absolutamente todo lo contrario.

cafe-salud

Se ha dicho que el café engorda, que puede incluso intoxicar a diversos órganos (entre ellos principalmente el hígado), o que produce halitosis. Pero, ¿qué hay de cierto en todo esto?

En primer lugar se debe tener en cuenta el tipo de café que habitualmente solemos consumir, dado que no es igual un café de tueste natural (que tiende a ser un café mucho más saludable y con un mayor número de beneficios y de propiedades nutricionales), que un café torrefacto, que ha perdido nutrientes al haber estado sometido a altas temperaturas, de tal manera que han aparecido también sustancias un tanto tóxicas.

Como de buen seguro sabrás, el café contiene cafeína, que viene a ser un estimulante que penetra con cierta facilidad en absolutamente todas las células de nuestro cuerpo, acumulándose fácilmente. Una vez es consumida, esta sustancia es degradada en el hígado, eliminándose a través de la orina entre tres y seis horas después de haber sido consumida.

¿Qué tipo de café es más saludable?

Es mejor optar por un café de tueste natural que por uno torrefacto, ya que este último puede llegar a sobrecargar el hígado y la función hepática en sí, o producir incluso problemas digestivos, cansancio o insomnio, e incluso halitosis.

¿Cuántas tazas de café se pueden tomar al día?

En lo que se refiere a cuántas tazas de café recomiendan los expertos que se deben tomar al día, la mejor opción es no tomar nunca más de dos cafés al día, pudiendo sustituirlas por té o infusiones.

Es mejor disfrutar de una buena taza de café de manera moderada, que tomar tres o cuatro tazas cada día, y además de torrefacto. No te olvides que siempre podremos seguir disfrutando del delicioso sabor de café, optando igualmente por uno de tueste natural.

4 comentarios a este artículo
  1. El café torrefacto está tostado con azúcar con lo que se vuelve mucho más fuerte, tiñe más los dientes y en general es mucho peor para la salud que el café de tueste natural.

    Estaría bien que en las cafeterías nos dijeran qué tipo de café tienen porque el café normal no sé si será bueno o no, pero les aseguro que el café torrefacto es malo para el organismo. Conozco mucha gente que no ha tenido más remedio que pasarse al café natural porque el torrefacto les sentaba mal al estómago o les ponía demasiado nerviosos.

    Afortunadamente en otros paises el café es natural, así que cuando uno viaja puede tomar café con toda tranquilidad. En españa se usa la mezcla de café natural y torrefacto para que el café esté más fuerte de forma económica.

    Sin ánimo de generalizar demasiado les diré que en un bar cutre les pondrán café de mezcla; o sea, café MALO

  2. A mí me hace mal el café cuando lo tomo, me pongo nervioso y empiezo a temblar , por eso, no consumo café.

Comenta en Natursan