cosmo

Cuáles son las consecuencias de no tomar suficiente agua en nuestro cuerpo: descubre sus efectos más negativos en nuestra propia salud.

Son las 16:53 horas del día 17 de junio de 2014, y ha llegado el momento de hacerte una pregunta: ¿cuántas veces has tomado agua en el día de hoy? Si te ha pasado como a mi, es probable que sólo hayas tomado 2 o 3 vasos de agua; un completo error si tenemos en cuenta los beneficios del agua, y sobretodo la importancia que tiene para el buen funcionamiento de nuestro organismo.

Evidentemente, sí es aconsejable prestar atención a cuántos vasos de agua beber al día, lo que puede sernos de utilidad para saber la cantidad de agua que deberíamos tomar diariamente. Y no, sentir sed no es ni mucho menos útil, ya que sólo se trata de un síntoma que aparece cuando ya es demasiado tarde y nuestro organismo se encuentra deshidratado.

Efectos de beber poca agua

En relación a la cantidad de agua que deberíamos tomar cada día, muchos médicos aconsejan tomar entre 1,5 a 2 litros diarios de agua, lo que equivaldría a una cantidad aproximada de 8 vasos de agua (1 litro de agua equivale a tomar 4 vasos de agua de 250 ml). Y, como ocurre con todo, tomar agua en exceso también tiene sus consecuencias negativas. Aunque en esta ocasión queremos fijarnos precisamente en cuáles son las consecuencias de no beber suficiente agua:

  • El metabolismo no se desarrolla de manera correcta, debido fundamentalmente a que el agua transporta nutrientes, regula nuestra temperatura corporal y a su vez ayuda en la eliminación de toxinas.
  • Migrañas, debida a la regulación crítica de la temperatura corporal.
  • Perjudica al proceso digestivo, el cual se torna mucho más lento. Asimismo, es común que aparezca el estreñimiento debido a la colitis (o inflamación del colon), una condición que se agrava con el tiempo cuando comemos continuamente sin beber suficiente agua.
  • Pueden aparecer problemas graves en los riñones, debido a que la orina se concentra en exceso.
  • Pueden aparecer problemas circulatorios, dado que la circulación de nuestro organismo se vuelve mucho más pausada.
  • Depresión, como consecuencia de una carencia de agua en el tejido cerebral. Por otro lado, una deshidratación crónica puede llevar a su vez a la aparición del Síndrome de Fatiga Crónica.
  • Asma y alergias, debido a que nuestro organismo ha recurrido a un aumento en la producción de histamina como consecuencia de la falta de agua.
  • Diabetes, tanto la tipo 1 (al producirse la inhibición respecto a la acción de la insulina por la activación de un grupo de prostaglandinas, entre ellas la prostaglandina tipo E), como la tipo 2 (debido tanto a la deshidratación crónica como al trastorno del metabolismo de los aminoácidos en el organismo).

Por tanto, ¿qué mejor que hidratarnos correctamente cada día? Si te cuesta descubre cómo beber más agua con algunos consejos sencillos y fáciles de aplicar en tu día a día.

Imagen | Sarah Cartwright

Síguenos en Facebook

Comenta en Natursan

Pin It on Pinterest