cosmo

Descubre cómo preparar un dulce de tomate, una deliciosa receta tradicional de la gastronomía de las Islas Canarias, ideal para aprovechar los tomates muy maduros.

El verano es la estación ideal para degustar los tomates pues aunque podamos encontrar tomates en el mercado durante todo el año su mejor época es el verano. Un buen ejemplo es el tradicional gazpacho, esa deliciosa sopa fría de tomates llena de vitaminas y minerales, que nos ayuda a hidratarnos durante los días más calurosos. O las maravillosas ensaladas que podemos combinar con una amplia diversidad de vegetales y hortalizas.

Pero cuando hablamos de dulces y postres es cierto que el tomate, por qué no, también puede contar con una posición privilegiada de la misma manera que lo hace una fruta o cualquier otro ingrediente tradicional (como puede ser el chocolate). Un buen ejemplo es la maravillosa mermelada de tomates, ideal para comer con tostadas o trocitos de pan integral, o para añadirla incluso sobre determinados platos.

Cómo hacer un dulce de tomate

En Canarias, donde el cultivo de tomate se encuentra muy extendido, podemos encontrarnos con un curioso postre característico de la gastronomía isleña, y que destaca precisamente por ser una deliciosa receta transmitida de generación en generación. Es el dulce de tomate, el cual suponía un recurso para aprovechar los tomates que una vez recolectados quedaban demasiado maduros y no eran consumidos.

Se trata de un dulce muy fácil de elaborar, caracterizándose por ser un postre dulce que acompaña a la perfección a platos salados y también a determinados tentempiés como por ejemplo puede ser el queso.

A la hora de elegir los tomates para hacer el dulce debemos escoger los que estén maduros y que sean preferiblemente tomates carnosos. Para preparar el dulce de tomate pondremos la misma cantidad de tomate que de azúcar. Por ejemplo para hacer el dulce con dos kilos de tomate, necesitaremos dos kilos de azúcar. Pero vayamos paso a paso.

Cómo hacer un dulce de tomate canario

Ingredientes que necesitas:

  • Un kilo y medio de tomates maduros.
  • Un kilo y medio de azúcar.
  • Canela en rama (un palito).
  • La piel de un limón, sin partes blancas.

Elaboración del dulce de tomate:

Comenzamos lavando bien los tomates. A continuación le quitamos las semillas y los partimos en trozos.

En una olla o caldero ponemos los tomates troceados y el azúcar, cocinamos con fuego medio. Durante la cocción removemos con frecuencia para que no se nos pegue.

Una vez que el dulce alcance la textura de mermelada, apagamos el fuego, retiramos el dulce y lo pasamos por un colador. Dejamos enfriar y luego lo conservamos en botes de cristal con cierre hermético y reservamos en la nevera.

En caso de que queramos hacer conservas con el dulce lo guardaremos en botes de cristal que previamente hayan sido esterilizados. Así podremos conservarlos sin temor a que se estropee la conserva.

Imágenes | ISTOCKPHOTO / THINKSTOCK

Temas:

Síguenos en Facebook

Comenta en Natursan

Pin It on Pinterest