cosmo

Es habitual sentir dolor abdominal en la parte derecha o izquierda del abdomen, pero ¿cuáles son sus causas y a qué se debe? ¿Debemos preocuparnos? Te desvelamos todo lo que necesitas saber.

A lo largo de nuestro cuerpo es posible sentir –o sufrir- determinados dolores cuyas causas en realidad no tienen por qué ser graves, a pesar de que podamos sentirnos preocupados/as o alarmarnos sobre todo si ese dolor se presenta varios días seguidos, o si tiende a ser más fuerte. Cuando hablamos de un dolor de costado nos referimos especialmente al dolor que se sitúa en un lado del cuerpo entre el abdomen (área ventral) superior y la espalda.

Independientemente de que su situación sea en el costado derecho o en el izquierdo, en ambas localizaciones puede ser un signo de problema renal (aunque en la mayoría de las ocasiones cuando el problema es de los riñones suele acompañarse de otros síntomas, como por ejemplo micción frecuente, fiebre, escalofríos o sangre en la orina).

Dolor en el abdomen parte derecha o izquierda

No obstante, muchos otros órganos se encuentra en dicha área y evidentemente otras causas son igual de posibles. Sea como fuere, es conocido médicamente con el nombre de dolor de costado y sus causas pueden ser muy variadas: desde un leve espasmo muscular hasta una enfermedad del hígado, pasando por discopatía, infección de la columna, artritis o una colecistopatía.

Pero también es posible sentir dolor en la parte baja del abdomen, ya sea en la parte derecha o en la parte izquierda. Por ello siempre es útil diferenciar entre las causas del dolor abdominal en el lado izquierdo y las causas del dolor abdominal en el lado derecho.

Causas del dolor abdominal en el lado izquierdo

Pancreatitis

Consiste en la inflamación del páncreas, una glándula de cierto tamaño que se encuentra ubicada detrás del estómago. El páncreas se inflama cuando las enzimas digestivas comienzan a digerir el páncreas, pudiendo ser aguda o crónica. Sea como fuere, es grave y puede ocasionar complicaciones.

pancreas

Por suerte, en la mayoría de las ocasiones la pancreatitis tiende a ser aguda, y por lo general desaparece en pocos días cuando se administra el tratamiento médico más adecuado. Entre las causas más habituales nos encontramos con la presencia de cálculos en la vesícula biliar. Como síntomas comunes podemos mencionar: dolor intenso en la parte superior del abdomen, vómitos y náuseas.

Diverticulosis o diverticulitis

Los divertículos consisten en pequeñas bolsas que se abultan en el intestino grueso o en el colon. Precisamente cuando se presentan estas bolsas se produce una condición conocida con el nombre de diverticulosis. En la mayoría de los casos no presenta síntomas, aunque en ocasiones puede causar cólicos leves, estreñimiento o hinchazón abdominal.

diverticulosis

Pero cuando las bolsas se inflaman o se infectan la condición es conocida con el nombre de diverticulitis, causando dolor abdominal en el lado izquierdo, además de fiebre, náuseas, vómitos, cólicos y estreñimiento.

Cálculos en los riñones

También conocidos como cálculos renales, son un problema común que puede causar dolor en el costado derecho o izquierdo, dependiendo de cuál sea el riñón afectado. Como ya te hemos comentado en otras ocasiones, un cálculo renal consiste en una masa sólida compuesta de pequeños cristales.

rinones

Si bien es cierto que cuando se forman no causan síntomas, cuando éstos comienzan a bajar por los conductos a través de los que la orina se vacía hacia la vejiga pueden bloquear el flujo de la orina desde los riñones, surgiendo un dolor intenso que empieza de forma repentina y que puede desaparecer de forma súbita.

Causas del dolor abdominal en el lado derecho

Apendicitis

Es probablemente una de las causas más habituales de dolor en el abdomen del lado derecho. Consiste en la hinchazón o inflamación del apéndice, el cual se trata de un pequeño saquito que encontramos adherido al intestino grueso. Suele surgir cuando el apéndice resulta bloqueado por un cuerpo extraño o por heces.

apendicitis

El primero de los síntomas que aparece es sentir dolor que se sitúa alrededor del ombligo. Al comienzo este dolor es leve, para luego volverse más agudo y grave. También puede causar náuseas, vómitos, inapetencia y fiebre (baja).

Cálculos en los riñones

Al igual que ocurre con el dolor abdominal situado en el lado izquierdo, dado que también tenemos un riñón en el lado izquierdo, cuando los cálculos renales se sitúan en el riñón izquierdo tiende precisamente a ocasionar molestias en esta parte de nuestro cuerpo.

Además de los síntomas indicados anteriormente, también debemos recordar que por lo general se trata de un dolor que irradia hacia el costado y hacia la espalda.

Gases y flatulencias

¿Sabías que los distintos trastornos que más suelen asociarse a los intestinos, y que causan dolor, suelen sentirse sobre todo en la zona derecha? En muchos casos se debe a la acumulación de gases y de flatulencias. Sus causas son muy variadas: desde haber comido alimentos que producen gases hasta haber comido muy deprisa y con estrés, sobre todo cuando hacemos mal la digestión.

El síntoma más común es sentir como punzadas en el abdomen, acompañadas de una sensación de hinchazón que se siente más y peor cuando nos agachamos.

Hígado

El hígado es un órgano de gran tamaño que encontramos situado en la parte derecha de nuestro abdomen, un poco más arriba del abdomen. Sin embargo, cuando el dolor es debido a algún problema hepático por lo general esta molestia tiende a irradiarse hacia la parte baja del abdomen.

higado

Por lo general, la causa más habitual de dolor o molestias en el hígado tiene relación con la patología conocida como hígado graso (la acumulación de grasa en este órgano), y la inflamación del hígado.

Úlceras pépticas o abdominales

Las úlceras pépticas son llagas que se presentan en la mucosa que recubre el estómago o el duodeno (la primera parte del intestino delgado). Su síntoma más común es el ardor en el estómago, y sentir molestias que se sitúan sobre todo en el lado derecho.

Entre sus causas más habituales podemos mencionar el consumo prolongado de antiinflamatorios no esteroideos (como el ibuprofeno o la aspirina) y la infección por Helicobacter pylori.

Imágenes | ISTOCKPHOTO/THINKSTOCK

Síguenos en Facebook

Comenta en Natursan

Pin It on Pinterest