cosmo

Dolor de ojos: ¿es verdad que pueden doler o llegar a molestar? Te descubrimos sus síntomas y cuáles son las principales causas del dolor ocular.

Podemos ver gracias a los ojos, esos órganos visuales capaces de detectar la luz y convertirla en impulsos electroquímicos que luego viajan a través de las neuronas. Consisten en un sistema óptimo complejo que capta la luz, regula su intensidad a través del iris, enfoca el objetivo gracias al cristalino con el fin de formar la imagen, y luego la convierte en un conjunto de señales eléctricas que finalmente llegan al cerebro a través de rutas neuronales que conecta, mediante el nervio óptimo, el ojo con la corteza visual y contras áreas cerebrales.

Su cuidado y protección es simplemente fundamental para poder mantener una buena visión. Es importantísimo utilizar lentes fotosensibles (gafas) cada día que salimos a la calle, evitar la exposición prolongada al aire acondicionado o a la pantalla del ordenador, no abusar de las lentes de contacto, y sobre todo acudir al oftalmólogo al menos una vez por año con el fin de realizarnos un examen ocular, sin importar la edad que tengamos. El motivo es claro: puede pasar mucho tiempo sin que en realidad nos percatemos de que tenemos un problema ocular.

Dolor ocular

En lo que se refiere a las distintas afecciones y problemas que pueden afectar a la salud ocular, puede ser común que nos hagamos una pregunta: ¿es cierto que los ojos pueden doler o molestar?. Esta cuestión puedes hacértela sobre todo como curiosidad, o incluso como “alerta” si en estos momentos te está molestando uno de los ojos. Lo cierto es que sí, debemos responder afirmativamente. Médicamente es conocido con el nombre de oftalmalgia, y se trata de un tipo de dolor en los ojos que aparece y que no es debido una lesión.

Este dolor ocular puede ser descrito como una sensación dolorosa, pulsátil, urente y lacerante, la cual se ubica en los ojos o en su alrededor. También es posible que sea descrita como si tuviéramos la sensación de tener un cuerpo extraño en el ojo (es decir, como si existiera algo que se encuentra alojado en el ojo).

Es cierto que el dolor de ojos puede ser un síntoma a tener en cuenta de un problema de salud, de ahí que sea importantísimo y fundamental comentarle a nuestro médico que sufrimos de dolor en los ojos, especialmente si éste no ha desaparecido.

No obstante, en la mayoría de los casos el dolor en los ojos se debe a causas banales. Por ejemplo, podemos sentir cierta sensación de cansancio o de molestia luego de haber trabajo o estudiado durante muchas horas delante del ordenador, de un libro… Es lo que se conoce como fatiga ocular, y tiende a desaparecer tras haber descansado durante un tiempo.

dolor-de-ojos

También es posible que el dolor ocular aparezca por un dolor de cabeza o jaqueca, por una gripe o un resfriado, por infecciones oculares o por inflamación, por problemas sinusales (por ejemplo en caso de sinusitis) o por problemas con las lentes de contacto.

Con todo ello, si por ejemplo el dolor es muy intenso, tiende a durar más de 2 días, disminuye la visión, o se presenta dolor con inflamación, secreción o presión en los ojos es fundamental acudir siempre al médico.

Síguenos en Facebook

Comenta en Natursan

Pin It on Pinterest