cosmo

Los colores en la alimentación

Alimentarse por los colores de los alimentos puede ayudar a disfrutar de sus beneficios y propiedades: rojo, verde, amarillo y naranja.

Muchos expertos y especialistas en nutrición aseguran que una buena alimentación es aquella que además de ser sana es equilibrada, combinando a su vez alimentos sanos y saludables que ayuden a las personas a mentener, por tanto, una buena salud y a prevenir la aparición de muchas enfermedades evitables con lo que comemos diariamente.

colores en los alimentos

Y, precisamente, una de las mejores formas es incrementar el consumo de alimentos ricos en antioxidantes, responsables del color de los alimentos, por lo que podemos combinar frutas y verduras atendiendo al color que tengan y, especialmente, conociendo qué beneficios y propiedades poseen dependiendo del color predominante.

Naranja

Estos alimentos destacan porque en ellos encontramos betacaroteno, que en nuestro organismo se transforma en vitamina A, y cuya principal función es la de proteger las diferentes células de la piel, de las mucosas, intervenir frente al daño de los radicales libres y la de actuar sobre los distintos pigmentos visuales.

Por ejemplo, las frutas de color naranja claro (tirando más bien hacia el amarillo), son ricas en beta-criptoxantina, otro carotenoide que, según estudios, podría ayudar en la prevención de la aparición de enfermedades degenerativas, regenerando los tejidos y contribuyendo a eliminar las sustencias dañinas para el organismo.

Eso sí, no debemos olvidar que en estos alimentos también nos encontraremos con flavonoides, vitamina C, licopeno y luteína, entre otros.

Rojo

El color de estos alimentos se debe principalmente a su contenido en caroteno. Y, por ejemplo, a este grupo pertenece el licopeno, un pigmento natural que como ya vimos en algún momento, ejerce en nuestro organismo una acción antioxidante.

Según diversos estudios, estos compuestos pueden ayudar a disminuir el riesgo de padecer determinados cánceres y diversas enfermedades cardiovasculares, incrementando también la eficacia del propio sistema inmune y eliminando la acción de los radicales libres.

En ellos también encontramos vitamina C, mientras que las frutas de color rojo oscuro son ricas en antocianina, otro antioxidante que pertenece en este caso a la familia de los bioflavonoides.

Amarillo

En los alimentos de color amarillo nos encontramos principalmente con la vitamina E; como sabemos, uno de los más importantes antioxidades liposolubles que existen, y que encontramos principalmente en los aceites de origen vegetal.

Algunas investigaciones indican que puede ayudar a reducir el riesgo de padecer algunos tipos de cáncer, diabetes o enfermedades cardiovasculares, y en estos alimentos nos encontramos también con la vitamina C, que cuenta con efectos antioxidantes contra la acción negativa de los radicales libres.

Verde

Las frutas y verduras ricas en color verde cuentan principalmente con ácido fólico, luteína y vitaminas C, A y K, que ayudan a potenciar la visión y a protegerla de daños diversos.

Ayudan también a minimizar y ayudar en la prevención de las enfermedades cardiovasculares y del corazón, cuidando incluso la salud de nuestra piel contra las diferentes agresiones ejercidas por las radiaciones ultra violeta en la piel.

Síguenos en Facebook

Comenta en Natursan

Pin It on Pinterest