cosmo

Te proponemos una dieta ideal para los meses de otoño, especialmente adecuada para subir las defensas y entrar en calor tras el cambio de estación.

dieta de otoñoEl otoño es una estación que se caracteriza, en España, por el paso de una estación calurosa (como es el verano) a una estación muchísimo más fría (como es el invierno).

Aunque los primeros días es habitual que aún perdure el calor propio de las últimas jornadas de verano, es cierto que en esta época empiezan a cambiar, tornándose más fríos (ya que el mal tiempo empieza también a aparecer tímidamente).

Precisamente por la llegada del frío, pero sobretodo por el cambio de estación, es habitual que nuestras defensas se debiliten, de forma que es común que tras la llegada del otoño muchas personas tiendan a enfermarse con mayor facilidad.

Una buenísima opción es saber cómo aumentar las defensas, además de seguir una nutrición saludable basada en alimentos frescos y sanos como forma de aportar a nuestro organismo los diferentes nutrientes esenciales que tanto necesitamos durante esta época del año.

Lo mejor, claro está, es optar por los alimentos del otoño, que nos aportan precisamente los nutrientes que nuestro cuerpo necesita: especialmente vitaminas del complejo B, hidratos de carbono y minerales para ayudarnos a elevar tanto nuestras defensas como nuestro estado de ánimo, que baja en otoño:

Para el desayuno

Puedes optar por un café con leche desnatada o un té. Comer una pieza de fruta (por ejemplo higos o caquis) te aportará la energía que necesitas para la mañana. También puedes combinar con un yogur y una pizca de miel.

A media mañana

Puedes combinar una pieza de fruta (la que más te guste) por dos o tres galletitas de cereales, o bien por un yogur. Un té o infusión te será útil para entrar en calor.

Para almorzar

No hay duda que durante esta época triunfan los caldos y platos de cuchara bien calentitos. Recuerda que la sopa o caldo de pollo son ideales para gripes y resfriados.

También puedes combinar verduras con ensaladas, carnes blancas, legumbres y pescados (a lo largo de la semana).

Para merendar

La principal recomendación es seguir los consejos que te hemos indicado para el desayuno. Una pieza de fruta es ideal, combinada con un pequeño bocadillo o sándwich vegetal, té o infusión o un yogur natural.

Para cenar

Lo mejor es cenar ligero, aunque no hay duda que por la noche también apetecen caldos y sopas de verduras para entrar en calor.

Las verduras al horno y la pechuga a la plancha pueden ser igualmente ideales.

Imagen | rosemilkinabottle

Síguenos en Facebook

Comenta en Natursan

Pin It on Pinterest