cosmo

Consejos y trucos sencillos para cuidarse en verano, lo que te ayudará a disfrutar mejor o solo del propio verano sino de las vacaciones estivales.

En realidad debemos tomar conciencia y cuidarnos durante todo el año, pero es quizás en verano y sobre todo cuando estamos de vacaciones cuando tendemos a cambiar nuestras costumbres.

Trucos para cuidarse en verano

Estamos más relajados y sí estamos fuera de casa nos tientan las ganas de probarlo todo y sobre todo de pasar de todo, con lo que acabaremos el verano con algunos kilitos de más.

Podemos disfrutar del verano sin que descuidemos nuestra salud y nuestra dieta.

Podremos comer de todo pero reduciendo las cantidades, espaciando las comidas hasta en cinco comidas diarias, y acompañadas de algo de ejercicio físico como caminar o pasear una hora diaria al atardecer cuando el sol comience a ocultarse y la tarde- noche se vuelve más fresca.

Caminar una hora diaria a un paso más o menos ligerito no supone mucho esfuerzo y nos ayudará a quemar algunas calorías y nos aportará vitalidad.

A modo de ejemplo o consejo puedes seguir estas indicaciones:

A la hora de desayunar opta por la leche desnatada o yogures desnatados, de soja, con una fruta de temporada y una infusión.

La merienda puede ser igual que el desayuno y podrás cambiar sí desayunaste leche desnatada, la merienda la podrás hacer con yogurt desnatado, una fruta de temporada y una infusión.

El almuerzo debe ser ligero, de primero algún caldo de verduras y de segundo procura que tanto carnes como pescados sean a la plancha. Podrás cambiar el caldo por alguna ensalada o una ensalada de frutas, recuerda que las frutas y las verduras nos aportan gran cantidad de agua y fibra, nos sacian, son ricos en vitaminas minerales y azúcares naturales.

La cena puede ser igual que el almuerzo y una infusión de tipo relajante, te ayudará a la hora de dormir.

Recuerda que la medida de los platos es importante para guiarte la medida aconsejable es el tamaño del centro de un plato de postre.

Bebe todos los líquidos que puedas como mínimo dos litros al día repartidos en agua mineral, zumos naturales sin azúcar, infusiones.

Evita en lo posible los fritos y los dulces aunque podrás darte algún capricho y comerlos alguna vez, lo que no es aconsejable es que los consumas a diario.

Cuidado con los alimentos light, a veces se comete el error de pensar que como es light puede comerse todas las cantidades que quiera llegando a ingerir más cantidad de comida que la que el cuerpo necesita.

Volvemos a insistir en el consejo sobre la actividad física diaria, caminar al menos una hora al día, si una hora se te hace mucho debido a tú condición física se recomienda al menos caminar media hora diaria.

Imagen | Difei Li

Síguenos en Facebook

Comenta en Natursan

Pin It on Pinterest