cosmo

Recientemente algunos estudios de Estados Unidos y Canadá estarían cuestionando el uso de medicamentos con estatinas para la prevención de enfermedades del corazón, por sus efectos secundarios.

EstatinasLas estatinas son elementos que encontramos en determinados medicamentos anti-colesterol, utilizadas precisamente desde un punto de vista médico y farmacológico para bajar los niveles de colesterol alto.

Ayudan a la hora de reducir el colesterol, ya que interfieren con la propia producción de colesterol en el hígado, no solo ayudando a aumentar el colesterol HDL, sino que reduce los niveles de colesterol LDL.

Estos medicamentos fueron comercializados por primera vez hace 30 años en los Estados Unidos. De hecho, cada año en Canadá se prescriben más de 38 millones de medicamentos con estatinas, destacando especialmente la atorvastatina (Lipitor), rosuvastatina (Crestor) y la simvastatina (Zocor).

Sin embargo, recientes estudios están poniendo en tela de julio el uso de las estatinas como medicina preventiva frente a las enfermedades del corazón.

En estos precisos momentos la comunidad médica americana se encuentra debatiendo los pros y los contras del uso de las estatinas como preventivos de las enfermedades del corazón, especialmente cuando este uso no está indicado, y sobretodo si tenemos en cuenta algunos de sus principales efectos secundarios: su consumo regular parece estar asociado con un aumento de las enfermedades reumáticas, especialmente en individuos físicamente activos, además de incluir el riesgo de diabetes tipo 2, daño renal a corto plazo y daño muscular reversible a largo plazo.

Por otro lado, los expertos médicos tienden a ser claros sobre sus cualidades médicas en la prevención, especialmente para quienes ya han sufrido un accidente cardiovascular. No obstante, en el caso de un paciente que aún no ha tenido un ataque al corazón, o un derrame cerebral, si se le prescribe el consumo de un medicamento diario con estatinas por cinco años sólo se podría reducir el riesgo en un 1%. Por tanto, ¿estaría justificado realmente su prescripción en pacientes de bajo riesgo, si tenemos en cuenta algunos de sus efectos secundarios?.

Al menos en Estados Unidos y Canadá existe la costumbre por parte de la mayoría de los médicos de prescribir medicamentos con estatinas como prevención primaria, aunque dichos pacientes no tengan una enfermedad cardíaca ya establecida.

La clave, según la mayoría de especialistas consultados, pasaría por cambiar el enfoque respecto a los niveles de colesterol.

Vía | CBC News

Imagen | epSos.de

Síguenos en Facebook

Comenta en Natursan

Pin It on Pinterest