cosmo

Cómo prevenir la cistitis en playas y piscinas: descubre algunos consejos útiles que te ayudarán a evitar las infecciones de orina con la llegada del verano.

La cistitis es considerada como la segunda infección más frecuente en nuestro país, la cual afecta sobretodo a las mujeres. Se caracteriza por ser una inflamación aguda o crónica de la vejiga urinaria, con infección o bien sin ella. Entre sus causas más comunes o habituales nos encontramos con la infección por bacterias, destacando sobretodo la Escherichia coli.

Precisamente para que un germen produzca cistitis en primer lugar debe colonizar la orina de la vejiga, para posteriormente producir una respuesta inflamatoria en la mucosa vesical.

Cómo prevenir la cistitis en la playa y piscina

En el verano, y sobretodo por el uso más cotidiano de los baños en las playas y piscinas, suelen aparecer muchos casos de cistitis, principalmente por el cambio de temperatura entre el agua y el exterior, lo que provoca un enfriamiento brusco que afecta tanto al vientre como a la zona vaginal. Por otro lado no podemos olvidarnos de la humedad que permanece en la ropa tras el baño, lo que favorece el crecimiento tanto de bacterias como de microorganismos.

Cómo prevenir la cistitis en playas y piscinas

Teniendo en cuenta que una de las causas más habituales de cistitis es el no seguir con unos hábitos de higiene adecuados, como por ejemplo permanecer con la ropa húmeda tras el baño mientras nos encontramos en la playa o la piscina, es posible su prevención siguiendo una serie de consejos básicos:

  • Evita permanecer con el bañador húmedo: teniendo en cuenta que es una de las condiciones que más favorece la aparición de cistitis, es aconsejable llevar siempre otra muda de bañador con la que cambiarte después de haberte bañado.
  • Evita los cambios bruscos de temperatura: sobretodo al entrar en el agua. Es más recomendable entrar poco a poco, mojándonos cada parte del cuerpo con paciencia y sin prisas para evitar precisamente los cambios bruscos de temperatura.
  • Utiliza ropa interior de algodón: las prendas interiores fabricadas con material sintético tienden a favorecer la  transpiración, y con ello la proliferación de microbios.
  • Evita usar prendas ajustadas: los motivos son prácticamente los mismos que cuando utilizamos ropa interior sintética. Al utilizar ropa ajustada tendemos a favorecer la transpiración.
  • Usa jabones neutros: sobretodo en la limpieza de la zona íntima. No es aconsejable utilizar jabones perfumados, y sí neutros, mucho más específicos para esta zona tan sensible.

Los síntomas más frecuentes de la cistitis:

  • Más ganas de orinar, incluso durante la noche.
  • Dolor intenso sobre la vejiga.
  • Fiebre (por encima de 38ºC).
  • Ardor y dificultad al orinar.
  • Orina turbia y con mal olor.

Imagen | Gabriel Jorby

Síguenos en Facebook

Comenta en Natursan

Pin It on Pinterest