cosmo

La tensión arterial elevada puede convertirse en un serio problema de salud. Por ello te descubrimos algunos consejos útiles que te ayudarán a bajarla naturalmente.

La tensión alta o también conocida como hipertensión arterial es una enfermedad que se caracteriza por generar una mayor presión sanguínea en las arterias de la que necesita el cuerpo.

Como tal, la presión arterial es la fuerza que ejerce la sangre contra las paredes de las arterias a medida que es bombeada por el corazón. Cuando esta presión es igual o supera los 140 mm de Hg (mercurio), es cuando se le concibe como una patología cardiovascular que afecta los procesos respiratorios y el funcionamiento general del organismo.

Cómo disminuir la tensión alta naturalmente

Dentro del proceso de contracción y bombeo de sangre el corazón emite dos tipos de presiones arteriales, la primera se reconoce como sistólica y la segunda como diastólica. En el caso de la primera, esta ocurre cuando el corazón está latiendo y bombeando sangre y la segunda cuando el corazón ya se encuentra en reposo.

Ambas presiones poseen valores estándares que indican su estado normal y saludable. Una presión sistólica en adultos y niños normal se debe encontrar por debajo de los 120 mg de Hg y una diastólica por debajo de los 80 mm de Hg.

A pesar que la presión arterial aumenta con la edad y el tamaño corporal, cuando esta alcanza en general un valor muy por encima del establecido, se considera ya una condición de tensión alta que debe ser tratada y asistida por un profesional.

No obstante, existen distintos tratamientos naturales que ayudan a mantener en su estado normal la presión arterial que pueden ser realizados por los mismos pacientes.

No te pierdas: Los valores de la tensión arterial

Las personas que sufren de tensión alta (personas hipertensas) son debido a enfermedades cardiovasculares, endocrinas o renales, que a su vez corresponden al consumo excesivo de fármacos, de cigarrillos y alcohol.

El abuso del sal en las comidas, el estrés y la inactividad física (sedentarismo) son factores que inciden también en la hipertensión arterial, por lo que los consejos naturales a continuación, se contraponen a estas causas y sirven como tratamientos efectivos para disminuir la tensión alta y normalizar la fuerza en la bombea el corazón la sangre a través de las arterias.

hipertension

Recomendaciones naturales para disminuir la tensión arterial alta

Disminuye el consumo de sal en la cocina

El sodio y el cloruro de sodio (NaCI) son los principales componentes que posee la sal industrializada. 

A pesar que el sodio dentro de sus bondades, ayuda a equilibrar los procesos y la información eléctrica en nervios y músculos, su consumo excesivo es la principal causa de la retención de líquidos, lo cual generará que la sangre tenga un mayor volumen y a su vez, un incremento de la fuerza o la presión en el corazón al bombear la sangre.

Cuando la sangre adquiere un mayor volumen, el corazón debe esforzarse el doble para distribuir esta sustancia líquida a los otros tejidos y órganos, por lo que automáticamente incrementará los niveles de presión arterial.

En este sentido, es fundamental preparar comidas con muy poca sal y estar al tanto de la cantidad de sodio que poseen los alimentos procesados que compramos, que en su mayoría, son altos y deben ser consumidos muy pocos. He aquí la importancia nutricional de las etiquetas y su aporte informativo para conocer sus componentes y el grado en que se manifiestan.

sal-tension

Ten una rutina de ejercicios aeróbicos

Dentro de los ejercicios y los programas de entrenamientos más efectivos para reducir la tensión alta, se encuentran actividades como caminar, trotar, bailar, manejar bicicleta, nadar y hacer montañismo.

Todas puedes realizarse entre 30 a 60 minutos al día y al menos entre tres a cinco días por semana. Siempre es recomendable tener algunos días de descanso para relajar los músculos y dejar que se recuperen.

Descubre más: Alimentos cardiosaludables, los mejores para tu corazón

De una manera constante, estos ejercicios aeróbicos (que dependen de la respiración y el bombeo sanguíneo) ayudan a reducir los valores de tensión alta y a situarlos en sus índices de Hg normales. Hacer actividades deportivas te ayudarán a bajar de peso y a mejorar el funcionamiento de tu corazón.

Evita el consumo de alcohol y cigarrillos

El humo del cigarro interfiere en los procesos respiratorios y es uno de los principales causantes de enfermedades cardiovasculares, ya que la incidencia de la hipertensión en los fumadores es tres veces mayor que en el resto de la población.

alcohol-tabaco-tension

Por otro lado, el alcohol de igual forma es una sustancia perjudicial para el corazón y su consumo en exceso aumenta los niveles de presión o por el contrario, los debilita (miocardiopatía), ya que el alcohol es un tóxico para el músculo cardiaco y puede alterar su funcionamiento.

Lleva una dieta rica en vegetales, cereales y legumbres

El ajo, el apio, la avena, el limón y las legumbres son alimentos imprescindibles en una dieta para bajar la tensión alta sanguínea. La fibra de la avena por ejemplo, ayuda a limpiar el organismo y a controlar los niveles de presión arterial ya que ayudan a regular la digestión.

Las verduras y los vegetales verdes son ricos en fibras y también aportan múltiples beneficios a las personas hipertensas. Por otra parte, el limón ayuda a eliminar la rigidez de los vasos sanguíneos, haciéndolos más suaves y flexibles, permitiendo así bajar la tensión alta y mejorar el funcionamiento cardiovascular.

Síguenos en Facebook

Comenta en Natursan

Pin It on Pinterest