cosmo

La sal marina, gruesa o molida, se convierte en un excelente exfoliante de la piel, totalmente natural y con increíbles beneficios remineralizantes. Descubre cómo usarla en casa fácilmente.

Un exfoliante es un producto o elemento que cuando es aplicado sobre la piel ayuda en el proceso natural de eliminación de células muertas, impurezas y escamas que se depositan de forma regular y cotidiana en la superficie de la epidermis. Es especialmente útil a la hora de rejuvenecer la piel, mejorando el aspecto cuando ésta es dañada por el sol, para mejorar las cicatrices del acné, para decolorar o eliminar las manchas y para disminuir las arrugas de manera totalmente natural.

Su uso se convierte en una opción sumamente útil para el cuidado de la piel, sobre todo en aquellas zonas de nuestro cuerpo que se tienden a encontrar más expuestas a la contaminación del ambiente. Por ello es importantísimo la exfoliación de la piel del rostro, de los brazos y de las piernas especialmente.

Remedio para hacer un exfoliante natural de sal marina

Desde un punto de vista natural es posible elaborar tus propios exfoliantes naturales fácilmente en casa, utilizando para ello sustancias y productos cuyas características ayudan a que sean usados como exfoliantes. No obstante, dependiendo de la piel que tengamos deberemos optar por un tipo de exfoliante más suave o por otro más fuerte.

Dentro de los exfoliantes suaves podemos optar por el azúcar blanco o moreno, ideal para personas con la piel sensible o para quienes comienzan a utilizar por vez primera un exfoliante y no saben muy bien cómo podría reaccionar su piel. Y dentro de los exfoliantes más fuertes nos encontramos con la sal marina.

Los beneficios de la sal marina para exfoliar la piel

  • Excelente para eliminar la piel muerta: la sal marina cuando es aplicada sobre la piel destaca por ser un producto natural mucho más abrasivo, por lo que como exfoliante actúa de forma más directa e intensa.
  • Piel grasa con acné: como de buen seguro sabrás la piel grasa se caracteriza a su vez por una mayor producción y presencia de acné. En este sentido la sal marina es útil como exfoliante al ayudar a absorber el exceso de sebo.
  • Mineralización natural: a diferencia del azúcar la sal marina es muy rica en minerales, por lo que ejerce una mineralización muy saludable y terapéutica.
  • Elimina impurezas: además de ser útil para la eliminación de la piel muerta, la sal marina actúa como un exfoliante natural maravilloso a la hora de eliminar tanto toxinas como impurezas de la piel.

Cómo usar la sal marina como exfoliante natural de la piel

La preparación del exfoliante de sal marina es tan fácil como sencilla, ya que solo necesitas unos pocos ingredientes, siendo su elaboración además sumamente rápida.

exfoliante-natural-sal

Ingredientes:

  • 1 taza de sal marina gruesa
  • Media taza de sal marina
  • 1 cucharada de miel

Preparación:

Pon la sal marina gruesa en un mortero y con cuidado trata de molerla un poco. Luego, en un recipiente o cuenco, coloca la sal marina molida, el aceite de oliva y la miel en las cantidades indicadas.

Con cuidado mezcla bien todos los ingredientes hasta que se mezclen y se amalgamen prácticamente por completo.

Te recomendamos leer Azúcar para exfoliar la piel.

Cómo utilizar este exfoliante natural:

Una vez elaborado el exfoliante puedes aplicártelo antes del baño. Para ello límpiate la piel antes de usarlo y aplícate el exfoliante de sal marina con cuidado, siempre con masajes suaves y siempre de forma circular, dejando actuar durante 15 minutos.

Luego báñate con normalidad, y para terminar aplícate una crema hidratante o una mascarilla para nutrir tu piel.

Síguenos en Facebook

Comenta en Natursan

Pin It on Pinterest