Consejos para tener un sistema digestivo sano

Trucos, claves y consejos para tener un sistema digestivo sano y evitar el estreñimiento, las digestiones pesadas y los gases.

Son muchas las cuestiones que, en cierto sentido, pueden llegar a afectar a nuestro sistema digestivo, llegando –con ello- a aparecer problemas tan molestos como la indigestión o digestiones pesadas, estreñimiento, diarrea, gases o el temido reflujo.

También es cierto que determinados hábitos alimenticios pueden influir negativamente a la hora de disfrutar de un sistema digestivo sano. Por ejemplo, es común que a día de hoy, con el nivel de estrés y ansiedad que tenemos, muchas personas tiendan a comer en exceso. Esto resulta algo sumamente negativo, puesto que además de comer más, lo hacemos rápido, de forma que nuestro estómago no puede digerir bien lo que comemos.

Pero, ¿existen algunas pautas, trucos o consejos básicos que puedan ayudar a tener un sistema digestivo sano, evitando por tanto la mayoría de los problemas y padecimientos que pueden llegar a afectar a nuestro sistema digestivo?

Como ya hemos visto en alguna que otra ocasión, la fibra es fundamental para poder mantener sano y saludable nuestro sistema digestivo, en especial porque es necesaria por sus múltiples beneficios y, precisamente, no solo para combatir el estreñimiento.

Cómo tener un sistema digestivo sano y saludable

Es por ello por lo que se recomienda diariamente tomar mucha fibra, especialmente aquellos alimentos ricos en fibra: cereales, legumbres, verduras y frutas (hidratos de carbono complejos), aunque estas últimas deberemos comerlas solas dado que fermentan rápidamente. 

Beber mucha agua es también vital para asegurarnos un correcto funcionamiento de nuestro sistema digestivo, como ya vimos en la nota sobre los beneficios de beber agua: por lo menos ocho vasos, que vienen a ser aproximadamente unos 2 litros de agua al día.

Es recomendable no comer a la vez lácteos y carnes, dado que ambos alimentos contienen muchas proteínas y, por tanto, nuestra digestión será mucho más lenta; al igual que si añadimos carne a los hidratos de carbono complejos.

Una opción realmente buena es caminar después de las comidas, eso sí, sin hacer un ejercicio demasiado fuerte, extenso o extenuante.

Cómo tener un sistema digestivo sano

Siguiendo estas sencillas pautas conseguiremos poco a poco que mejore nuestro sistema digestivo

Imagenes | Nutricion.DDoble / Nutricion.pro

20 comentarios a este artículo

Comenta en Natursan