cosmo

¿Cómo secar higos en casa para disfrutar de unos deliciosos higos secos? Te explicamos los pasos para desecar higos y así disfrutarlos de forma diferente.

desecar higosLas frutas secas (o desecadas) son una opción diferente de disfrutar de algunas frutas incluso más allá de su tiempo óptimo de disfrute, ya que se consigue este estado mediante un proceso de desecación que permite secar las frutas, reduciendo su contenido en agua y aumentando su valor nutricional.

Precisamente este proceso provoca que el valor calórico de estas frutas aumente, al reducirse su contenido en agua y aumentar la presencia de hidratos de carbono simple, de ahí que estos alimentos sean adecuados a la hora de aportar energía extra rápida a nuestro organismo.

Los higos secos son un ejemplo excelente, que permiten disfrutar de todo el sabor y los diferentes valores nutricionales de estas deliciosas frutas incluso más allá del otoño. De hecho son una opción fenomenal contra la astenia otoñal.

Aunque en la actualidad puedes encontrarlos fácilmente en el mercado, siempre puede ser útil saber cómo secar los higos, una opción especialmente recomendada para desecar los higos en casa de forma sencilla.

Cómo secar los higos

El proceso de desecación de los higos es realmente sencillo: primero debes lavarlos y limpiarlos bien para eliminar posibles restos de tierra o suciedades, pero con cuidado de no machacarlos ni golpearlos.

Si dispones de una deshidratadora (o un horno) puedes colocarlos directamente sobre la bandeja, o en caso de que desees hacerlo al aire libre mediante el proceso de desecación natural, debes colocarlos en una red o malla mosquitera y llevarlos al aire libre. Se recomienda colocar una tela de color negro sobre los higos.

Es aconsejable que dejes un espacio entre los higos, ya que de esta forma permitirás que el aire circule mejor entre ellos.  Además, cada día es recomendable que gires o voltees los frutos una o dos veces, para que el secado sea lo más parejo posible.

secar higos

El tiempo de secado de un higo es de 1 a 3 días, dependiendo del mantenimiento constante de la temperatura y de la humedad del ambiente. Sin embargo, si utilizas una deshidratadora eléctrica, este tiempo durará solo 2 a 4 horas.

Imágenes | rockindave1 / bochalla

Síguenos en Facebook

Comenta en Natursan

Pin It on Pinterest