cosmo

¿Cómo se contagia el virus del ébola? Descubre las diferentes formas de contagio que existen frente a este virus infeccioso.

El ébola es una enfermedad infecciosa viral aguda, que se caracteriza especialmente por su altísima letalidad (la cual puede llegar a alcanzar el 90%), por no tener una vacuna preventiva que ayude a la hora de prevenir el contagio, y por no tener cura. Es decir, los tratamientos médicos que existen hasta el momento son paliativos, y buscan mantener la vida del paciente hasta que su sistema inmune sea capaz de luchar por sí mismo contra el virus y crear los anticuerpos suficientes como para ello.

Aunque los primeros brotes registrados tuvieron lugar en el año 1976, cuando produjo dos brotes simultáneos en Nzara (Sudán) y cerca del río Ébola (República Democrática del Congo), y cada año se registran en África nuevos casos, fue en diciembre del pasado año 2013 cuando se registró un nuevo y mortífero brote, que a día 10 de octubre de 2014 ha causado la muerte de 3.879 personas, según últimos datos hechos públicos por la Organización Mundial de la Salud.

Contagio del ébola

Dado que no existe una vacuna que prevea el contagio, es sumamente importante para toda la población conocer cómo se contagia el ébola, y cómo se transmite, para precisamente prevenirlo.

¿Cómo se contagia el ébola?

Entre humanos, el virus del ébola se contagia a partir del contacto directo con la sangre, otros líquidos (como los vómitos) y secreciones corporales de una persona infectada y que presente ya síntomas de la enfermedad, así como de personas fallecidas ya infectadas. De hecho, los pacientes que mueren de ébola pueden seguir transmitiendo la enfermedad, incidente que puede ocurrir durante el proceso de enterramiento.

Entre las secreciones corporales que pueden transmitir el virus podemos destacar sobretodo la saliva, la orina, fluidos vaginales, el semen o las heces. De producirse un contagio por estos medios nos encontramos ante lo que médicamente se conoce como un contacto directo.

Por otra parte, se sabe que el virus del ébola puede permanecer en el semen de hombres curados hasta por tres meses.

El contagio del ébola también puede producirse por estar en contacto con objetos que ya hayan sido contaminados con las secreciones infectadas del paciente contagiado. Entre estos objetos podemos encontrarnos con cepillos de dientes, agujas usadas, ropas de cama sucias o prendas de vestir. Se trataría de un contacto indirecto.

Cómo se contagia el ébola

¿Y de animales a humanos? ¿Cómo se contagia?

El contagio de animales a humanos también puede producirse, de la misma forma que ocurre entre las personas: por el contacto directo con la sangre o con otros fluidos corporales de determinados animales salvajes, como son monos, murciélagos (en especial el murciélago de la fruta, de la familia Pteropodidae) y antílopes selváticos.

¿Cómo se produce el contagio?

Debemos tener en cuenta que el virus del ébola no se transmite ni por el agua ni por el aire, tal y como han manifestado hasta el momento tanto el Ministerio de Sanidad español como la propia OMS.

Es decir, únicamente pasa de persona a persona a través del contacto directo con cualquier fluido corporal del sujeto o individuo infectado, o del animal infectado. Por este motivo la mayoría de los casos ocurren entre familiares o personal sanitario que haya atendido al paciente afectado de ébola.

murcielago

Aunque no es tan fácil que una persona le transmita el virus del ébola a otra precisamente porque no se transmite a través del aire y el mayor riesgo de contagio se produce cuando el paciente ya presenta síntomas, se necesitan muy pocas partículas del virus para producir la enfermedad.

Una vez en el cuerpo de la persona no enferma pero infectada, el virus infecta el endotelio capilar y altera un tipo de células conocidas como “endoteliales”, las cuales recubren la superficie interior de los vasos sanguíneos, además de las células inmunes. Al dañar los vasos sanguíneos las plaquetas no son capaces de coagular, por ello los afectados sucumben al ‘shock’ hemorrágico, que deriva finalmente en una pérdida gravísima de sangre.

Por explicarlo de forma sencilla, el virus se “agarra” al exterior de la célula humana para finalmente penetrar en su interior. Una vez se encuentra dentro se reproduce muy rápidamente, pudiendo reproducirse en varios miles. Es decir, atacan otras células y, a su vez, crean nuevos virus, de forma que la infección se extiende por todo el cuerpo.

¿El virus del ébola se puede contagiar por el aire?

Como manifiestan muchos epidemiólogos y especialistas médicos, aunque de momento el contagio únicamente se produce a partir del contacto directo con la persona infectada, sí existiría alguna posibilidad de que en un futuro pueda transmitirse por el aire, dad o que se trata de un virus que muta constantemente, adaptándose para asegurar su supervivencia y su proliferación.

Esto significa que el virus puede ser capaz de cambiar su grado de letalidad en humanos, el tiempo que tarda en causar la enfermedad, su modo de contagio y su susceptibilidad a medicamentos.

Imágenes | NIAID / William Brawley / Cliff

Síguenos en Facebook

Comenta en Natursan

Pin It on Pinterest