cosmo

¿Cuáles son los síntomas de la enfermedad renal y cuáles son las pruebas sanguíneas y de orina o los análisis y estudios útiles para saber si nuestros riñone están o no enfermos?.

Los riñones son dos órganos fundamentales dentro del proceso de depuración, desintoxicación y limpieza de nuestro propio organismo, de ahí que debamos considerarlos como los principales filtros de nuestra sangre. ¿Por qué? Muy sencillo: son los encargados de filtrar los desechos de la sangre, seleccionar aquello que nuestro cuerpo sí puede aprovechar, y eliminar finalmente lo que no necesita a través de la orina. Podríamos decir, de hecho, que trabajan en consonancia con el hígado, otro órgano fundamental dentro del proceso de desintoxicación de nuestro cuerpo, así como esenciales en definitiva para nuestra vida.

Tal y como ya te hemos explicado en varias ocasiones, los riñones consisten en dos órganos con forma de frijol, habichuela o judía, que pueden alcanzar los 13 centímetros de largo y los 8 centímetros de ancho. Los encontramos ubicados en la cavidad abdominal posterior, y se da la curiosa circunstancia que el riñón derecho se sitúa un poco más encima que el izquierdo, descansando sobre el hígado.

Enfermedad renal

Dado que son órganos imprescindibles en la desintoxicación y depuración de nuestro organismo, además de llevar a cabo otras importantísimas funciones (como por ejemplo la regulación de la presión arterial, el adecuado equilibrio hidrosalino, o participar en la producción de determinadas hormonas), mantener una buena salud renal es vital para disfrutar asimismo de una buena salud en general.

De ahí que cuando existe alguna enfermedad o patología de los riñones surjan determinados síntomas o signos, y nuestra salud tienda a empeorar (a pesar de que la diálisis se haya convertido en una técnica indispensable para quienes la función renal se encuentra disminuida o nula).

Los síntomas de la enfermedad renal más comunes

Aunque cuando se sufre algún tipo de afección o patología suelen surgir determinados síntomas o signos que pueden ayudar al profesional médico a sospechar acerca de qué trastorno puede estar padeciendo el paciente, lo cierto es que en el caso de una enfermedad renal suele ser muy común que no surjan síntomas o que estos aparezcan cuando la patología renal ya ha avanzado mucho, hasta casi alcanzar el punto de afectar la totalidad de la función renal.

Es lo que ocurre, por ejemplo, con una insuficiencia renal crónica. Sin embargo, cuando se da una insuficiencia renal aguda u otra patología como la presencia de piedras en el riñón o quistes sí es cierto que aparecen síntomas determinados. Los más comunes son los siguientes:

  • Náuseas y vómitos: pueden estar producidos por los cólicos dolorosos causados por la presencia de cálculos en los riñones, o por la acumulación de desechos en la sangre (uremia).
  • Hipertensión arterial: es uno de los síntomas más claros de mal funcionamiento de los riñones, dado que su función no es la adecuada o la suficiente para regular o controlar correctamente la presión arterial.
  • Dolor tipo cólico: surge sobre todo ante la presencia de cálculos o piedras en los riñones. Este dolor tiende a irradiarse hacia la zona lumbar o la espalda, y se caracteriza por ser tremendamente doloroso hasta el punto de ocasionar náuseas y vómitos.
  • Cambios en la orina: la orina puede volverse más turbia o rojiza (síntoma indicativo de la presencia de sangre en la misma). También es posible que se orine menos o que cueste más orinar con normalidad.
  • Acumulación de desechos en la sangre: cuando los riñones no funcionan de forma correcta o adecuada comienzan a acumularse distintos desechos en la sangre, como es el caso de la creatinina o la urea. Estos signos aparecen sobre todo en los resultados de una analítica sanguínea, ya sea rutinaria o no (dado que son parámetros que habitualmente se analizan y se tienen en cuenta para el estudio).
  • Poca energía, cansancio y debilidad: cuando los riñones se encuentran enfermos y no son capaces de eliminar desechos y toxinas es habitual que nuestro estado de ánimo decaiga, que nos sintamos más irritados, débiles y tremendamente cansados.

Síntomas de la enfermedad renal

Pruebas y análisis útiles para conocer si existe una enfermedad en el riñón

Además de los signos y síntomas que pueden surgir cuando se sufre de una patología o enfermedad renal el médico puede prescribir la realización de determinados análisis y pruebas tanto de orina como sanguíneas útiles para conocer la presencia o no de un trastorno, sobre todo para descubrir si la función renal se encuentra o no disminuida y en qué porcentaje. Los más comunes son los siguientes:

  • Ecografía abdominal: es útil para observar los riñones tanto externa como internamente, y descubrir la presencia de quistes o masas (por ejemplo tumores), así como si la circulación sanguínea es o no la adecuada o si se encuentra disminuida. También ayuda a saber el tamaño de los riñones y si se encuentran agrandados y/o inflamados.
  • Creatinina: es un parámetro incluido en la mayoría de análisis de sangre de rutina. Se tiene en cuenta tanto el parámetro de creatinina en orina y en sangre. La creatinina consiste en un producto de desecho del metabolismo de los músculos, el cual se acumula en la sangre cuando los riñones no funcionan de forma adecuada.
  • Urea: la urea es un producto de desecho, el cual se elimina a través de la orina cuando los riñones funcionan de forma adecuada. Se produce uremia cuando los riñones no funcionan adecuadamente y la urea empieza a acumularse en la sangre.
  • Albúmina: cuando los riñones no funcionan adecuadamente es habitual encontrar proteínas en la orina, así como un exceso de albúmina en la sangre.

Luego de sospechar acerca de la presencia de una posible patología o enfermedad renal, y encontrar algunos parámetros sanguíneos o de orina alterados (como pueden ser un valor de creatinina alta o la existencia de urea alta) es necesario prescribir más pruebas. Las más habituales son las siguientes:

  • Aclaramiento de creatinina: consiste en un análisis que estudia el volumen de creatinina eliminado en la orina durante 24 horas, y se compara con un posterior análisis sanguíneo (que se suele realizar al día siguiente, al momento de entregar la prueba de orina). Para ello es necesario recoger la orina en un bote de entre 1.5 a 2 litros durante 24 horas.
  • Tasa de filtración glomerular: es un análisis útil para medir cómo los riñones se encuentran filtrando la creatinina. Ayuda a obtener una información estimada de la cantidad de sangre que pasa a través de los glomérulos, unos diminutos filtros de los riñones.

Como vemos, además de descubrir algunos de los síntomas que pueden surgir cuando se sufre o se padece una enfermedad renal debemos tener en cuenta que no siempre aparecen signos claros. No obstante, las pruebas y análisis tanto de sangre como de orina presentes a día de hoy ayudarán a descubrir qué tal funcionan los riñones y si en realidad existe o no alguna afección renal.

Síguenos en Facebook

Comenta en Natursan

Pin It on Pinterest