cosmo

¿Cómo saber si estás bien hidratado o hidratada a través de la orina? Lo cierto es que puede convertirse en una buena señal para descubrir si bebes la cantidad de agua suficiente o no. Te lo desvelamos.

¿Sabías que nuestro cuerpo está formado en un 80% por agua? Se trata sin ninguna duda de un elemento fundamental para la vida, y especialmente para nuestra salud. De hecho, mantener una hidratación diaria correcta es imprescindible para que nuestro organismo funcione de manera adecuada, puesto que deshidratarnos por diferentes causas (entre las más habituales podemos mencionar practicar un ejercicio físico fuerte o excesivo, o la exposición al calor), conllevará un peor rendimiento físico, nos sentiremos más cansados, no nos podremos concentrar debidamente y además podremos sufrir molestos dolores de cabeza o cefaleas.

Sobre su importancia solo debemos echar un vistazo a cuáles son los beneficios del agua para la salud: ayuda a eliminar toxinas y desechos corporales permitiendo un adecuado funcionamiento de los riñones, estimula el correcto funcionamiento metabólico, hidrata el organismo evitando que los órganos se friccionen entre sí, eleva las defensas de nuestro cuerpo, evita el estreñimiento, regula el apetito, lubrica nuestras articulaciones, e hidrata, limpia y mantiene la elasticidad de la piel.

Hidratación adecuada y color de la orina

Sobre la cantidad de vasos que debemos beber cada día existe cierto consenso entre la comunidad médica en relación al número de vasos o la cantidad de litros que debemos tomar diariamente: entre 7 a 8 vasos de agua, o lo que es lo mismo, entre 1,5 a 2 litros de agua al día. Pero si tenemos dudas acerca de si estamos o no bebiendo la cantidad de agua recomendada, y sobre todo la que nuestro propio organismo necesita para su correcto funcionamiento, una buena opción es fijarnos en el color de nuestra orina dado que se convierte en uno de los indicativos o signos más claros. Pero vayamos por partes.

¿Qué es la orina y cuál es su composición?

La orina consiste en un líquido secretada por nuestros riñones y compuesta por agua y por sustancias que nuestro organismo separa. De hecho, en la orina no solo nos encontramos con sustancias químicas de desecho que nuestro propio cuerpo no necesita, sino también con el exceso de algunos compuestos que se encuentran presentes en la sangre.

Por ejemplo, en la orina encontramos residuos propios del trabajo celular, sustancias tóxicas o indeseables que el cuerpo ya no necesita o que ha eliminado, o el exceso de agua presente en la sangre. Destaca la urea, que es una sustancia formada en el hígado y derivada de la destrucción de las proteínas. En este sentido, la urea comprende un 3%, mientras que un 2% está constituido por sustancias minerales (cloro, potasio, sodio, sulfato e iones de fosfato), creatinina y ácido úrico.

Te recomendamos leer El significado del color de la orina.

En una persona sana la orina se encuentra compuesta por agua en un 95%. Además, a su vez contiene esas sustancias separadas y disueltas que el cuerpo no necesita y que por ello desecha.

¿De qué depende la cantidad de orina secretada al miccionar?

Lo cierto es que tanto su densidad como cantidad depende de cada organismo. En ello influyen las actividades físicas que hemos llevado cabo, la cantidad de líquidos o de agua que hemos ingerido y su equilibrio. No obstante, un adulto en condiciones normales y sin ningún tipo de afección o problema de salud puede eliminar cada día entre 1.200 y 1.500 cm3 de orina.

Cómo reconocer si estás correctamente hidratado/a a través de tu orina

La orina puede ser un buen síntoma o indicativo de que nos estamos hidratando de forma adecuada. Más aún, se convierte en una señal sencilla que nos permite descubrir si estamos tomando cada día la cantidad de líquidos (especialmente agua) que nuestro organismo necesita.

agua-y-orina

Así, por ejemplo, estamos correctamente hidratados si cada vez que vas a miccionar tu orina es amarilla pálida, casi clara. Podemos decir que nos encontramos ante el tipo de orina ideal, dado que no es bueno ni un tipo de orina turbio o muy turbio ni casi transparente (dado que en esta última condición puede ser un síntoma de diabetes insípida).

Sin embargo, si la orina es turbia o muy turbia no nos estamos hidratando de forma adecuada. De hecho, es posible que nos encontremos deshidratados y aún no lo sepamos puesto que cuando tenemos sed en verdad las ganas de beber agua es un síntoma más bien tardío.

Síguenos en Facebook

Comenta en Natursan

Pin It on Pinterest