cosmo

Saber cómo limpiar el exceso de cera o de cerumen en los oídos de forma natural es vital para mantener una correcta higiene auditiva y no dañarla. Descubre cómo hacerlo fácilmente.

Si te preguntara por cómo tiendes a limpiar o a retirar la cera o cerumen de tus oídos es bastante posible que nombres al bastoncito de oídos como el elemento o utensilio que más utilizas en este sentido. Sin embargo, ¿sabías que no es bueno usar bastoncitos para limpiar el oído?. El motivo lo encontramos fundamentalmente en los riesgos que supone su utilización al introducirlo en el canal del oído, ya que además de empujar aún más la cera hacia el interior del canal auditivo, corremos el riesgo de dañar el tímpano, lacerarlo o incluso romperlo.

Es más, si descubrimos acerca de las principales funciones de la cera es probable que te sorprenda saber que lejos de ser un producto o sustancia de desecho de nuestros oídos, en realidad es importantísima por ejercer una acción protectora, lubricante y de limpieza. Más aún, forma parte de las defensas naturales de nuestro organismo, al impedir el paso de bacterias, hongos, suciedad e impurezas.

Consejos para eliminar el exceso de cerumen

Es muy útil a la hora de limpiar el oído de forma total y absolutamente natural, ya que al pasar lentamente del canal auditivo medio al externo tiende a arrastrar todas aquellas impurezas y el polvo existentes en el interior, ayudando a su eliminación natural.

Por otro lado, ¿también sabías que en la mayoría de los casos no es necesario hacer nada para limpiar la cera de los oídos? Lo cierto es que tiende a ser retirada sola, de forma natural, cuando nos bañamos o nos duchamos. Y para conseguirlo de manera efectiva solo es necesario pasarnos un poco de agua tibia y un paño o toalla seco por el exterior del oído.

Consejos naturales para eliminar el exceso de cerumen de las orejas

No obstante, cuando existe un exceso de cera sí que es necesario su eliminación. Tal y como te comentábamos brevemente en las líneas anteriores, no es adecuado utilizar bastoncitos de oído, dejándolos solo para usarlos en la limpieza exterior de la oreja. Sí te ayudará seguir los consejos que te proponemos a continuación.

Eso sí, para aplicarte algunos de estos consejos naturales debes asegurarte que no sufres ningún tipo de lesión auditiva. En caso contrario lo más adecuado siempre es acudir a tu otorrinolaringólogo, el cual será el más indicado para ayudarte a eliminar posibles tapones de cera.

Agua tibia en la ducha

En la mayoría de las ocasiones para retirar y eliminar el exceso de cerumen de los oídos basta con mojarte con cuidado el oído en la ducha, y luego limpiarte la zona más externa de la oreja (concretamente del pabellón auricular) con ayuda de una toalla fina o de una gasa.

De hecho, a diferencia de lo que se suele pensar, lo cierto es que los oídos ya disponen de un proceso natural de limpieza, con el que procura que la cera vaya saliendo hacia el exterior y se caiga, ya sea normalmente o durante la ducha.

Masaje para reblandecer el tapón de cera

Es una opción sencilla y útil, especialmente aconsejada a la hora de reblandecer el tapón de cera que pueda estar bloqueando el canal auditivo. Para ello solo tienes que abrir y cerrar la boca a la misma vez que masajeas con cuidado la parte trasera de la oreja. Luego, para terminar, tira de las orejas en varias direcciones.

masaje-oido

Si lo deseas puedes repetir este proceso cada vez que sientas que tienes un tapón de cera en los oídos.

Agua oxigenada (o peróxido de hidrógeno)

Probablemente nos encontremos ante uno de los consejos naturales más populares y conocidos: el uso del agua oxigenada para retirar el exceso de cera de los oídos. Su elaboración es muy sencilla: calienta media taza de agua hasta que esté tibia. Luego añade media taza de agua oxigenada y con la mezcla rellena un gotero.

Luego acuéstate dejando la oreja a tratar hacia arriba, vertiendo con cuidado el contenido del gotero dentro del oído. Espera entre 3 a 5 minutos, y retira el líquido volteando la cabeza hacia el otro lado. Para terminar, límpiate el oído con agua tibia enjuagándote el oído de la misma forma.

cera-difusor

Difusor de agua marina

Actualmente puedes encontrar en farmacias y herbolarios distintos difusores de agua marina, muy adecuados para la limpieza natural del oído porque ayuda a reblandecer el tapón de cerumen, procediendo luego a su eliminación cuando cae por la parte externa de la oreja.

Es adecuado, a su vez, llevar a cabo una correcta higiene auditiva cuando nos duchamos o bañamos, siempre en días alternos.

¿Y si tienes tendencia a la formación de tapones de cerumen?

En estos casos lo más adecuado es acudir al otorrinolaringólogo al menos una vez por año, siendo mejor acudir más frecuentemente, entre 2 a 3 veces.

Síguenos en Facebook

Comenta en Natursan

Pin It on Pinterest