cosmo

¿Quieres tener una piel joven y rejuvenecida naturalmente? Te descubrimos algunos remedios naturales útiles que te ayudarán a disfrutar de una piel más joven, sencillos de hacer en casa.

Darle a la piel un toque o aire algo más juvenil y lozano es posible: tan solo necesitamos cuidarla y darle los mimos para que esto sea posible. Muchas son las causas por las que la piel en algunas ocasiones luce apagada o con falta de luminosidad.

Los factores ambientales como el sol, la lluvia, el viento, la contaminación, el estrés, cansancio o la fatiga nos pasan factura y en la piel del rostro es donde primero se refleja. Para cuidar la piel, tener una piel saludable, bien hidratada y luminosa debemos comenzar a cuidarla desde el interior.

Remedios para tener una piel más joven

Partiendo de que el cuidado debe comenzar desde el interior debemos hidratarnos bien, bebiendo entre 1,5 o 2 litros de agua al día, así como llevar una alimentación sana y equilibrada, descansar y dormir lo suficiente y evitar el estrés, el sedentarismo, el tabaco y el alcohol.

Además de seguir estos consejos, es posible también mejorar el aspecto de nuestra piel con remedios totalmente naturales que podemos preparar nosotros mismos en cas fácilmente.

Estos preparados caseros hechos con productos a nuestro alcance nos ayudarán a aportar a la piel del rostro vitalidad, luminosidad, prevenir las arrugas, y a regenerar la piel.

Remedios caseros que te ayudarán a tener una piel más joven

Comenzaremos nuestros remedios caseros elaborando un exfoliante casero, que nos vendrá muy bien para limpiar la piel del rostro de impurezas, con lo que lo tendremos listo para después aplicarnos el siguiente remedio casero, una crema regeneradora de la piel.

Te descubrimos: Jugo rejuvenecedor de tomate, pimiento y aguacate

La mascarilla casera que también prepararemos podemos aplicárnosla dos veces a la semana.

Crema exfoliante casera de zanahoria y miel

Esta crema exfoliante es muy fácil de hacer y tanto la zanahoria como la miel aportaran sus propiedades beneficiosas a nuestra piel, dándole a la piel vitalidad, suavidad e hidratación.

zanahoria-miel-piel

Para preparar esta mascarilla necesitamos una zanahoria pequeña y una cucharadita de miel de azahar. Quitamos la piel a la zanahoria, la lavamos, la cortamos en trocitos y la trituramos en la batidora hasta hacerla puré.

Añadimos la cucharadita de miel y removemos para mezclar bien. Nos aplicamos un poco de mascarilla en el rostro extendiéndola bien por toda la piel.

Dejamos actuar durante 15 minutos. Aclaramos bien con agua tibia y secamos con suavidad, sin frotar.

La crema que nos ha quedado podemos guardarla en un recipiente bien cerrado, en la nevera, 3 o 4 días.

Crema casera para regenerar la piel

Los ingredientes con los que elaboraremos esta crema son ideales para ayudarnos a regenerar la piel. Para preparar esta crema necesitamos unas rodajas de piña natural, yogurt natural y miel.

pina-yogur-arrugas

Prepararemos la crema de la siguiente forma:

  • 2 rodajas de piña.
  • La mitad de un yogurt natural.
  • Una cucharadita de miel de azahar.

Trituramos con la ayuda de la batidora las rodajas de piña, mezclamos con el yogurt, añadimos la cucharadita de miel y removemos hasta hacer una crema.

Aplicamos la crema sobre la piel del rostro y dejamos actuar durante 15 minutos. Aclaramos la piel con abundante agua tibia. Secamos con suavidad sin frotar.

Conoce más: Cómo hacer un peeling de sal marina, arcilla y limón

Mascarilla casera para cutis apagado

El cansancio, el estrés, tarde o temprano acaban reflejándose en la piel de nuestro rostro. Esta mascarilla es ideal para mejorar estos síntomas y para devolver a la piel del rostro poco a poco ese aire de frescura, luminosidad y como no juvenil que hemos ido perdiendo.

harina-avena

Para preparar esta mascarilla tan solo necesitamos:

  • 5 cucharadas de harina de avena.
  • Flores secas de tilo o tila con las que haremos una infusión.

Prepararemos primero la infusión para luego mezclarla con la harina de avena. Para hacer la infusión necesitamos una taza de agua mineral y una cucharadita de flores de tilo. Ponemos el agua a hervir y una vez que esté hirviendo agregamos las flores de tilo.

Retiramos del fuego, dejamos reposar tapada durante 10 minutos. Colamos y dejamos enfriar. Una vez fría agregamos las cucharadas de harina de avena y mezclamos hasta hacer una crema.

Aplicación:

Aplicamos un poco de crema por toda la piel del rostro, y dejamos actuar durante 15 minutos, aclaramos bien con abundante agua fría.

Secamos suavemente con una toalla, dando toques suaves y sin frotar.

Esta mascarilla podemos aplicárnosla dos veces a la semana.

Síguenos en Facebook

Comenta en Natursan

Pin It on Pinterest