cosmo

Reducir el riesgo de infarto es sencillo optando por una vida sana y activa. Te explicamos qué hábitos son los más recomendados para conseguirlo de forma totalmente natural.

Antes de comenzar a explicar cómo reducir el riesgo de infarto con hábitos naturales debemos hacer una breve reseña de qué y cómo se provoca el infarto de corazón. La mayoría de los infartos ocurren cuando un coagulo en la arteria coronaria bloquea el suministro de sangre y oxigeno al corazón.

Esto provoca latidos cardiacos irregulares, también llamado arritmia, lo que por consecuencia provoca una disminución de bombeo de sangre al corazón. Una obstrucción de este tipo que no se detecta a las primeras horas de comenzado estos síntomas provoca la misma muerte.

Descubre cómo disminuir el riesgo de infarto

Ante un infarto los primeros auxilios que se prestan a la persona son de vital importancia, al igual que acudir rápidamente a un centro médico o llamar a urgencias ante el menor signo para que acudan a atender al paciente afectado cuanto antes. Por ello es de vital importancia saber cuáles son los síntomas del infarto que además sirven de señales de alarma.

Síntomas de un infarto

A continuación te detallaremos cuales son los síntomas a los que debes estar atento para tratar lo más inmediatamente posible las consecuencias de un infarto no atacado a tiempo:

  • Molestias del pecho con fuerte dolor u opresión.
  • Nauseas vértigo o vómitos.
  • Falta de aire.
  • Molestias en la parte superior del cuerpo como ser brazos, hombros, cuello y espalda.

infarto

Cómo evitar los riesgos de infarto con hábitos naturales

Ahora vamos a fondo con el tema en cuestión y te enumeraremos una serie de tips que puedes seguir para evitar el riesgo de este mal que afecta a mas de 17 millones de personas en el mundo según las cifras del 2012 de la OMS.

Seguir una alimentación sana

Primero antes que nada debes comenzar por llevar una dieta sana. Esto qué quiere decir: consumir una abundante cantidad de frutas y verduras, cereales integrales, carnes magras, pescados, legumbres, poca sal y azúcar. Debes beber con moderación la ingesta de alcohol.

Es fundamental a la hora de cuidar nuestra salud, y en definitiva imprescindible a la hora de prevenir el infarto o disminuir su riesgo. ¿Por qué? Principalmente porque la alimentación que sigamos influye de forma directa en elevar o disminuir los riesgos de ataque cardíaco.

Te recomendamos leer: Cómo reconocer los síntomas del infarto.

Por ejemplo, con la alimentación podemos disminuir de forma efectiva nuestros niveles de grasas en la sangre, reduciendo parámetros sanguíneos tan negativos en este sentido como es el caso del colesterol LDL (también conocido como colesterol malo) o los triglicéridos, y a la vez aumentar los niveles de colesterol HDL.

alimentos-infarto

Entre los alimentos más útiles que nos ayudan a cuidar y proteger nuestro sistema cardiovascular destacan sobre todo los siguientes:

  • Frutas, verduras y hortalizas: en general todas, destacando especialmente el aguacate y las alcachofas.
  • Pescados: en general todos, destacando especialmente los pescados azules (saludables aunque debemos consumirlos con moderación), sobre todo el salmón por su riqueza en ácidos grasos saludables.
  • Frutos secos: pistachos, nueces, almendras y avellanas. Se aconseja consumir cada día 25 gramos (un puñado).
  • Cereales integrales: se aconseja el consumo de cereales en su versión integral. Por ejemplo sustituir el arroz blanco por arroz integral, la pasta corriente por pasta integral… Y sobre todo consumir cereales integrales, muy ricos en fibra.
  • Aceite de oliva: es la mejor opción para aportar sabor a nuestros platos, en especial por su riqueza en ácidos grasos saludables.

Evidentemente también debemos eliminar la comida chatarra y la que posee un alto contenido en grasas, tales como hamburguesas, perritos caliente, patatas fritas, snacks y aperitivos salados, bollería y dulces, embutidos y quesos…

Practicar ejercicio físico regularmente

Realizar actividad física 30 minutos por día ayuda a mantener el sistema cardiovascular en forma. Y realizar actividad 60 minutos por día ayuda a mantener un peso normal.

La clave, como vemos, está en tratar de mantenernos activos como forma de disfrutar de una buena salud y de un peso adecuado y saludable de acuerdo a nuestra propia complexión física.

En muchos casos suele ser suficiente, al menos, con practicar cada día entre 30 a 40 minutos de ejercicio físico. Pero para que sus beneficios sean los que efectivamente buscamos es preciso que el ejercicio sea aeróbico; por ejemplo: correr, caminar a paso ligero, nadar, hacer bicicleta…

Elimina el tabaco de tu día a día

Debes evitar el consumo de tabaco ya que daña gravemente la salud independientemente de cómo se consuma (cigarrillo, pipa o tabaco para mascar). La buena noticia es que al año de haber dejado de consumir tabaco los riesgos de un infarto de miocardio o ACV disminuyen a la mitad.

tabaco-infarto

Otro dato más que importantes es en los pacientes con alto riesgo cardiovascular es controlar y verificar el riesgo cardiovascular. Esto lo miden profesionales a través de gráficos simples y consejos simples que reducen los riesgos.

Cómo controlar y verificar el riesgo vascular

Los riesgos también se pueden monitorizar a través de las siguientes mediciones medicas como ser:

  • Medición de la tensión arterial: La hipertensión suele ser asintomática, pero suele ser una de las principales causas de infarto. Por lo tanto si la tensión arterial esta alta deberá cambiar su estilo de vida realizando actividad física, disminuyendo la sal en su dieta diaria y es posible que necesite también medicación complementaria.
  • Medición de lípidos en la sangre: El aumento de colesterol aumenta el riesgo de un accidente cardiaco. El control de colesterol en la sangre se puede obtener de dos maneras : llevando una diera saludable y en algunos casos con ayuda de medicación recetada.
  • Medición de azúcar en la sangre: El exceso de azúcar en la sangre(diabetes) aumenta los riesgos de infarto. Si tienes diabetes es imprescindible que controles la tensión arterial y los niveles de azúcar en la sangre.

Síguenos en Facebook

Comenta en Natursan

Pin It on Pinterest