cosmo

Si tienes callos en los pies o en las manos existen algunos consejos naturales muy útiles y recomendados para eliminar las callosidades fácilmente. Te descubrimos los más aconsejables.

Los callos consisten en una zona de la piel en la que se produce una acumulación de queratina, causada sobre todo por la compactación de células muertas inertes pertenecientes a la epidermis. Básicamente podríamos decir que los callos son un área de la piel gruesa y endurecida, y aparecen especialmente como consecuencia de un rozamiento repetido y prolongado, ya sea por presión o por fricción en la piel. Por ello aparecen en la parte de arriba o en un lado de algunos de los dedos del pie, por el uso de calzado que no se ajusta bien.

También puede convertirse en una reacción protectora, que aparece en áreas del cuerpo sometidas a fricción o presión, motivo por el cual no solo podemos encontrarlos en los pies sino también en las manos, lo que dependerá en mayor o menor medida de la actividad física que ejerza la persona. Así, por ejemplo, es sumamente frecuente la presencia de callos en las manos de aquellas personas que realicen trabajos diariamente con ellas.

Eliminar los callos naturalmente

Desde un punto de vista médico, el podólogo es el especialista encargado de valorar si los callos presentes en los pies son debidos a un signo de sobrecarga, mientras que los tratamientos más convencionales para su eliminación consisten sobre todo en la eliminación mediante bisturí, una técnica conocida médicamente con el nombre de quiropodia. No obstante, ¿sabías que también es posible eliminar los callos de forma natural en casa, con algunos consejos y trucos básicos?.

¿Por qué aparecen los callos?

Son varias las causas que pueden ocasionar o provocar la aparición de los callos y durezas:

  • Presión en la piel por calzado mal ajustado: es una de las causas más habituales, consistente en utilizar zapatos que se ajustan mal al pie. Por ello suelen aparecer en la planta del pie.
  • Por fricción debido al calzado: cuando se utiliza un zapato mal ajustado o demasiado apretado se tiende a producir cierta fricción que causa engrosamiento y durezas en la zona friccionada.
  • Por determinadas actividades: cuando los callos aparecen en las manos, sus causas principales tienen que ver con la actividad que lleve a cabo la persona (por ejemplo, un albañil, un jardinero… e incluso utilizar pesas).

Consejos naturales para quitar los callos

Remedio natural de aspirina y limón

Aunque no lo creas, la aspirina combinada con jugo de limón se convierte en un tratamiento natural excelente para ayudar a que los callos desaparezcan. Para hacer este remedio natural solo tienes que triturar con ayuda de un mortero 7 aspirinas. Luego exprime un limón y añade algunas gotas tanto de limón como de agua, y mezcla bien hasta formar una pasta.

Ahora aplícate la pasta sobre el callo a tratar, tápalo bien con un trapo de plástico o con una bolsa. Calienta una compresa y colócala encima del plástico, dejando actuar durante 20 minutos. Finalmente retira la pasta de aspirina y limón con agua caliente, deja que se seque y frota suavemente con piedra pómez.

Jugo de ajo para reblandecer los callos

El jugo de ajo fresco recién machacado es ideal para reblandecer las dureces. Para ello solo tienes que machacar un diente de ajo, mezclar con un poco de aceite de oliva y formar una pasta que luego deberás aplicar sobre el callo. Finalmente envuelve con un calcetín y deja actuar toda la noche.

Pies en remojo con infusión de manzanilla

La manzanilla también es una opción útil para suavizar las áreas endurecidas de los pies y las manos. Este remedio consiste simplemente en remojar los pies en infusión de manzanilla, dejando actuar hasta que el agua se enfríe.

infusion-manzanilla-pies

Para elaborarlo hierve en un litro de agua el equivalente a 5 cucharadas de flores de manzanilla. Luego pon la bebida en una palangana o cubo amplio y cuando se enfríe un poco remoja los pies.

Ácido cítrico para reducir y eliminar el callo

El ácido cítrico del limón es otra opción adecuada para reducir los callos y conseguir eliminarlos fácilmente. En esta ocasión debes solo cortar un limón en rodajas, aplicarlas sobre la zona a tratar y envolverlas con una venda para evitar que se desprendan. Deja actuar durante toda la noche.

El aceite de ricino y sus cualidades anti-callos

El aceite de ricino, aplicado de forma diaria tres veces al día, ayuda a eliminar los callos suavizándolos naturalmente. Para conseguirlo solo tienes que frotar un poco de este aceite sobre el callo, las veces indicadas por día.

Imágenes | Bossi / Ann

Síguenos en Facebook

Comenta en Natursan

Pin It on Pinterest