cosmo

El bicarbonato de sodio es ideal para eliminar el olor de pies y de axilas gracias a sus propiedades como desodorizante natural. Descubre cómo conseguirlo naturalmente.

Entre los diferentes productos que solemos tener habitualmente en casa y cuyos usos en realidad pueden llegar a ser mayores de lo que pensamos, podemos encontrarnos especialmente con el bicarbonato de sodio. También conocido con los nombres de bicarbonato sódico o bicarbonato de soda, seguramente sabrás que consiste en un compuesto sólido de apariencia cristalina, con un color blanco muy característico, soluble al agua con un sabor ligeramente alcalino cuando es combinado con agua. Podemos encontrarlo en la Naturaleza, de forma totalmente natural, o bien puede ser producido de forma industrial.

Como es de imaginar, se trata de un producto barato de conseguir y básico en muchos hogares de nuestro país, donde es utilizado en la preparación de alimentos (por ejemplo para ayudar a que en repostería la masa se eleve aportando sabor y volumen), en la limpieza de la casa por sus cualidades abrasivas y desodorantes muy útil para la limpiar la nevera, o para tratar o aliviar determinadas afecciones y problemas de salud.

Bicarbonato de sodio para el olor de pies y axilas

Entre sus beneficios y cualidades más populares, y también ciertamente desconocidas, podemos mencionar las siguientes: ayuda a reducir y aliviar la acidez de estómago al actuar como un maravilloso antiácido, es útil para regular los niveles de colesterol elevado de la sangre, reduce los dolores causados por úlceras, ayuda a reducir el ácido úrico y además es adecuado para depurar el hígado naturalmente.

Pero tanto para la belleza como para la piel también se convierte en un remedio eficaz para diferentes trucos o hábitos. Por ejemplo, por su textura actúa como un buen exfoliante de la piel, ayuda a aliviar las picaduras de insectos y es interesante como blanqueante dental combatiendo a su vez la placa dental.

Para la salud de los pies también es una opción natural excelente. Y es que además de relajar los pies cansados ¿sabías que es interesante para reducir el molesto e incómodo olor de pies?. Esto es debido a sus cualidades como desodorizante de los pies, actuando como un desodorante totalmente natural.

Cómo eliminar el olor de pies con bicarbonato de sodio

Para disfrutar de estas cualidades solo tienes que llenar una tina amplia o palangana con la cantidad de agua caliente suficiente como para sumergir los pies por completo. Para ello, calienta agua en un cazo y deja que se caliente. Una vez alcanzada la temperatura ideal agrega a la palangana y añade 3 cucharadas de bicarbonato de sodio. Luego sumerge tus pies en la tina, y deja actuar durante 30 minutos, mientras te relajas leyendo tu libro favorito o escuchando música. Finalmente sécate los pies con ayuda de una toalla.

olor-pies-bicarbonato

¿Y el olor de axilas?

Para eliminar el molesto olor de las axilas con bicarbonato sódico solo tienes que, en primer lugar, lavarte las axilas con un poco de agua y jabón neutro, ya sea en la ducha o en el lavamanos. Luego, en una taza, añade un poco de agua y 2 cucharadas de bicarbonato de sodio. Una vez hecho esto lávate las axilas con esta mezcla, hasta acabar con el agua presente en el vaso.

Imágenes | ISTOCKPHOTO/THINKSTOCK

Síguenos en Facebook

Comenta en Natursan

Pin It on Pinterest