cosmo

Si sufres de infecciones de orina habitualmente descubre algunos consejos naturales, trucos y remedios útiles para prevenirlas fácilmente y de forma sencilla.

Cuando se trata de nuestra salud, evitar algunas enfermedades se hace una tarea difícil, pero si hablamos de la cistitis, que afecta a las mujeres mayormente, con un poco de cuidado se logra mucho.

De hecho, las infecciones de orina tienden a ser muy comunes, e incluso pueden llegar a ser recurrentes cuando ésta no es bien curada. Básicamente ocurre cuando se produce una invasión de microorganismos en el tracto urinario, ya sea por bacterias (la más habitual es la conocida como Escherichia coli), virus, hongos o parásitos.

¿Tienes infección de orina? Descubre cómo prevenirla fácilmente

Lo cierto es que en realidad cualquier persona puede sufrir una infección de orina. En el caso de las mujeres, por ejemplo, es muy común que surjan infecciones de la vejiga luego de una relación sexual.

Mientras que, en el caso del hombre, es común que surjan infecciones de repetición como consecuencia de una infección bacteriana persistente en la próstata.

En cualquier caso, queremos en esta ocasión contarte algunas recomendaciones y tips para que no atravieses por ese engorroso proceso de infección que afecta el sistema urinario.

Consejos naturales para prevenir la cistitis

Alíate con el agua

Mientras más líquido tomes, menos bacterias y agentes contaminantes estarás expulsando a través de la orina. No esperes siempre a tener sed y aprovecha las bondades del agua durante todo el día. Los médicos recomiendan que tomes al menos un litro del vital líquido diariamente.

No te aguantes las ganas de orinar

Si sientes deseo de orinar, no le des larga al asunto. Y es que cuando nos limitamos en ir al baño, estamos poniendo una presión muy grande sobre nuestra vejiga, además de que estamos permitiendo que las bacterias se concentren en ella.

ganas-orinar

Basta por ejemplo con echar un vistazo a cuáles son las consecuencias de aguantarnos la orina para darnos cuenta de ello: causa escalofríos y dolor pélvico, puede ocasionar la aparición del reflujo vesicoureteral… Algunos médicos recomiendan orinar cada tres horas.

La higiene es vital

Si bien todos sabemos la importancia de tomar baños regulares, es imprescindible que luego del acto sexual tu higiene se redoble. Procura que tus áreas genitales y las de tu pareja estén en óptimas condiciones, sobre todo antes y durante del coito. Tampoco te aventures a usar sprays o desodorantes vaginales, o productos que irriten el área.

El algodón es tu amigo

Por tradición siempre nos han dicho que la ropa de algodón es la más cómoda y fresca, y cuando se trata de la ropa interior, este consejo cobra más fuerza y debería ser tomado en cuenta. No expongas tu área genital a altas temperaturas con ropa ajustada y calzones de telas como el poliéster o la licra.

Te descubrimos: Cómo limpiar las vías urinarias de forma natural

Cero alcohol

Bueno, sí puedes tomar alguna bebida alcohólica, sin embargo, no es recomendable caer en los excesos. Ten en cuenta que estas preparaciones añejadas irritan tu conducto urinario y lo hacen propenso a la cistitis. Las bebidas carbonatadas también vulneran tu vejiga, no abuses de ellas.

Mejor es una ducha que un baño

Cuando desees asearte, procura tomar duchas en vez de baños en una bañera. De este modo estarías arrastrando todas las bacterias que se acumulan en tus partes íntimas y evitas que se concentren allí. Cuando te seques, hazlo de adelante hacia atrás y no emplees la misma toalla para secar tus genitales y el resto de tu cuerpo.

ducharse

Cuidado con los métodos anticonceptivos

El conocido “diafragma” ha sido recomendado por años para evitar la natalidad no deseada, pero se ha descubierto que este daña la vejiga o la compromete de manera peligrosa. Consulta a tu médico si este método se adapta a tus necesidades e insiste en que te comente sobre otras alternativas.

No uses protectores diarios

La mujer, en su afán por la higiene, se valen de muchos métodos y productos para ello. Las prácticas de limpieza no son cuestionables pero hay que tener cuidado con lo que se usa. Los protectores diarios no son para todas las mujeres ya que evita que la zona genital transpire y eso genera la molesta acumulación de bacterias que podrían desencadenar una cistitis.

Ponle cuidado a tu sistema digestivo

Estudios médicos sugieren que si usted sufre de estreñimiento también podría sufrir de cistitis. ¿Por qué? Porque las bacterias propias de las heces podrían migrar hasta el tracto urinario y ocasionar la molesta infección.

De hecho, 80 % de los casos de esta afección se dan cuando los desechos fecales de las personas hacen contacto con sus genitales bien sea en el baño, en una bañera o cuando se están secando luego de tomar un baño.

estrenimiento-cistitis

Cuida tu alimentación

Seguramente has oído el refrán que reza “eres lo que comes”. Pues sí, es bastante cierto. En el caso de la cistitis, científicos han descubierto que los arándonos rojos son perfectos para evitar las infecciones propias del tracto urinario. ¿Y qué hace la fruta? Sus propiedades nutritivas hacen que las bacterias no se peguen las paredes de las vías urinarias de tu cuerpo. También venden medicamentos a base de esta fruta, que por supuesto deben ser prescritos por un profesional de la salud.

Visita tu médico regularmente

Si hablamos de salud y prevención, citas periódicas con el médico de tu confianza son un consejo que no está de más nunca dar. Recuerda que ellos son los especialistas y saben a ciencia cierta cómo reacciona tu cuerpo.

Síguenos en Facebook

Comenta en Natursan

Pin It on Pinterest