cosmo

La sopa de ajo y pimentón es una receta natural saludable ideal para tus defensas. Te explicamos cómo hacerla fácilmente en casa.

No hay duda que para poder disfrutar de un sistema inmune en buen estado, y en un estado óptimo para que nuestras defensas en definitiva funcionen de la manera más correcta posible, es importantísimo cuidar nuestra alimentación, optando por determinados alimentos útiles y adecuados para las defensas, y también siguiendo un estilo de vida sano. En definitiva, mantener una correcta salud es fundamental para el buen funcionamiento de nuestro sistema inmunológico.

Pero, ¿qué alimentos o recetas podemos comer cada día para que efectivamente así sea? Existen alimentos que son especialmente adecuados en este sentido. Y el ajo, por ejemplo, es uno de ellos. Con él vamos a elaborar una maravillosa sopa que contiene propiedades beneficiosas para ayudarnos a subir las defensas.

Sopa de ajo para las defensas

Es una sopa ideal para tomarla calentita en los tiempos de frío. También para cuando los cambios de clima debilitan nuestro sistema inmunitario, y para evitar los resfriados y gripes.

El ajo es un alimento que contiene muchas propiedades beneficiosas para nuestro organismo entre las que destacamos la de reforzar el sistema inmunológico, es por tanto apropiado para cuando necesitamos aumentar las defensas naturales de nuestro organismo.

El consumo regular de ajo ayuda a evitar y prevenir tanto las gripes como los resfriados, así como las infecciones por hongos o bacterias. Como hemos dicho anteriormente con el ajo se preparan algunos remedios caseros para la gripe. Es también un antibiótico natural que nos favorece para eliminar bacterias de nuestro organismo.

Y esta sopa también contiene pimentón. Se trata de un alimento que a esta excelente sopa son las siguientes: es antioxidante y contiene además vitamina A o b-caroteno, vitamina B, hierro. Ayuda a estimular la circulación sanguínea y a facilitar la digestión.

Para preparar esta sopa necesitamos los siguientes ingredientes:

  • 2 tazas de agua mineral.
  • 2 dientes de ajo.
  • Una cucharadita de pimentón dulce.
  • Una cucharada de aceite de oliva virgen.
  • Un pellizco de sal.
  • Picatostes o coscorrones de pan frito para acompañar la sopa.

sopa-de-ajo-defensas

Elaboración:

Quitamos la piel a los dientes de ajo. Los picamos en cuadraditos y los doramos un poquito. Ponemos el agua a calentar en un cazo.

Una vez que el agua esté caliente añadimos la cucharadita de pimentón, los ajos dorados, un poquito de sal, removemos y dejamos cocinar con fuego lento sin que llegue a hervir durante 10 minutos.

Retiramos del fuego y en el momento de servir añadimos los picatostes. Para que esta sopa sea efectiva debemos tomarla 2 o 3 veces a la semana.

Síguenos en Facebook

Comenta en Natursan

Pin It on Pinterest