cosmo

Cómo sacar aceite de las semillas de calabaza

¿Cómo obtener aceite de calabaza? Descubre los ingredientes, pasos y utensilios necesarios para sacar el aceite de las semillas de calabaza.

obtener-aceite-calabazaEl aceite de calabaza se ha convertido en un remedio natural interesante para muchos hombres, precisamente por sus cualidades medicinales, protectoras y curativas de la próstata. De hecho, como conocíamos en nuestra nota sobre el aceite de calabaza para la próstata, ayuda no solo a prevenir el cáncer de próstata, sino su agrandamiento (trastorno que aparece habitualmente a partir de los 50 años, y que afecta a muchos hombres cada año).

Obviamente, nos encontramos ante un aceite de origen vegetal, que se obtiene a partir de las semillas que encontramos en el interior de la calabaza. No obstante, la mejor versión es la primera presión en frío, y no la que ha sido refinada.

Respecto a su riqueza nutricional, se trata de un líquido especialmente rico en proteínas, ácidos grasos insaturados (sobretodo omega 3 y omega 9), fibra, vitaminas y minerales.

Teniendo en cuenta que en la actualidad es en cierto modo difícil encontrarlo en el mercado, lo mejor –y más económico- es saber cómo obtener aceite de calabaza fácilmente en casa. Te explicamos los pasos.

Ingredientes para obtener aceite de calabaza

  • 1 calabaza de Estiria

Utensilios necesarios para obtener aceite de calabaza

  • 1 cuchillo
  • Papel de aluminio
  • Servilletas
  • Mortero y mazo

Pasos para obtener el aceite de las semillas de calabaza

Con ayuda de un cuchillo de cocina haz un círculo alrededor del tallo que encontrarás en la parte de arriba de la calabaza (el hueco debe ser tan amplio como para que puedas meter la mano con comodidad, para retirar así las semillas de su interior).

Acuña el cuchillo en el hoyo y empuja el mango hacia abajo, para poder jalar el tallo. Repite este paso en varios puntos del círculo. Retira la tapa de la calabaza, y reserva en un lado.

Metiendo la mano a través del hueco saca las semillas, colocándolas en un cazo grande.

Lava bien las semillas. Deja sobre toallas de papel hasta que estén bien secas.

En el horno coloca las semillas sobre un papel de aluminio, y tuesta a una temperatura de al menos 140º.

Una vez tostadas, retira, deja que enfríen y utiliza un mortero para poder aplastarlas bien, hasta que exuden aceite.

Imagen | ccharmon

Síguenos en Facebook

Comenta en Natursan

Pin It on Pinterest