cosmo

¿Sabías que puedes mejorar los síntomas del colon irritable de forma natural? Te descubrimos algunos remedios caseros que te serán de gran ayuda en los episodios del síndrome del intestino irritable.

Entre los síntomas comunes que pudieran alertarnos de que tenemos que regenerar nuestra flora intestinal se encuentra el colon irritable. El colon irritable o intestino irritable es un trastorno considerado como común y que afecta a un 20% de la población, a una de cada seis personas, es bastante molesto, e incómodo.

El colon irritable no tiene cura, pero sí se puede mejorar o aliviar sus síntomas para evitar que aparezcan con frecuencia. Los cuidados se basan principalmente en la alimentación adecuada, debemos detectar qué alimentos nos sientan mal y evitar en lo posible esos alimentos que nos predisponen a sufrir irritación de colon, evitar en lo posible las situaciones de ansiedad o estrés que también nos perjudican cuando padecemos de este trastorno.

Cómo aliviar el colon irritable con remedios

Los síntomas que acompañan o están asociados al síndrome de colon irritable son: espasmos intestinales, dolor, momentos de diarrea y otros de estreñimiento, cuando hay estreñimiento se alterna con períodos de diarrea, hinchazón abdominal, muchos gases, retortijones, necesidad de ir al baño inmediatamente después de haber comido.

A continuación facilitamos una serie de consejos naturales con los que podemos mejorar sus síntomas.

3 remedios naturales para mejorar los síntomas del colon irritable

Infusión de menta para mejorar los espasmos intestinales

La menta es muy conocida por las propiedades digestivas que contiene. La infusión de menta ayuda a disminuir los calambres intestinales, relaja los músculos, favorece la buena digestión y ayuda también a eliminar los gases.

Para preparar esta infusión necesitamos una cucharadita de menta y una taza de agua mineral.

infusion-menta-colon

Preparación:

Ponemos el agua en un calentador a hervir, una vez que comience a hervir añadimos la cucharadita de menta.

Tapamos la infusión, la retiramos del fuego y la dejamos reposar tapada durante 10 minutos.

Destapamos la infusión, la colamos y cuando esté tibia ya podemos tomarla.

De la infusión de menta es aconsejable tomar una taza al día después del almuerzo.

Si queremos beneficiarnos aún más de las propiedades de la menta podemos añadir unas hojitas de menta fresca para aromatizar nuestras recetas.

Infusión de angélica

La infusión de angélica nos aporta propiedades sedantes, y nos ayuda a aliviar los espasmos intestinales ya que también posee propiedades antiespasmódicas.

También nos viene bien para reducir la hinchazón abdominal y los gases.

Para preparar esta infusión necesitamos 35 gramos de angélica y un litro de agua mineral.

Preparación:

Ponemos el agua a hervir y una vez que hierva agregamos la angélica.

Retiramos del fuego, tapamos la infusión para dejarla reposar unos 10 minutos.

A continuación colamos la infusión y cuando esté tibia ya podemos tomarla.

De esta infusión es aconsejable tomar un vaso después de las comidas.

Te recomendamos leer: Colon irritable con diarrea, consejos naturales

Agua de semillas de lino en ayunas

Las semillas de lino tienen la particularidad de que liberan los mucílagos que contienen cuando estamos haciendo la digestión.

Los mucílagos son un tipo de fibra que lubrifica, calma, y reduce la inflamación de las paredes del intestino.

semillas-lino-colon

Para estos casos en los que tenemos el colon irritable la fibra que contiene las semillas de lino nos viene muy bien.

Por la noche ponemos de remojo una cucharada de semillas de lino en un vaso de agua.

Por la mañana escurrimos las semillas y tomamos el agua del remojo en ayunas.

Las semillas de lino podemos comerlas con un vaso de leche o un yogurt.

Medidas que nos ayudarán a sentirnos mejor

Además de los consejos naturales que te proponemos en las líneas anteriores también existen algunos consejos y medidas útiles a tener en cuenta. Son las siguientes:

  • Es importante tener unos horarios fijos para comer.
  • También para ir al baño.
  • A la hora de comer hacerlo despacio y masticando bien.
  • La fibra que mejor nos viene en estos casos es la fibra soluble, ya que este tipo de fibra tiene la particularidad de ser más fácil de digerir: semillas, avena, frutos secos, frutas ricas en pectina como la pera y la manzana con piel en caso de que tengamos estreñimiento y en forma de compotas sí acaso tuviéramos diarreas, melón, uvas, ciruelas, plátano, higos.
  • Evitar las frutas muy ácidas así como los jugos ácidos.
  • Otros alimentos aconsejados: judías verdes, semillas de lino, avena.
  • Alimentos probióticos: estos alimentos contienen microrganismos que nos ayudan a nutrir y cuidar la flora intestinal, yogures, quesos, kéfir.
  • Leche de almendra, avena.
  • Podemos comer verduras, solo evitaremos las que nos producen gases, o no las tomaremos crudas, mejor cocinadas y en puré o cremas.
  • Consumo moderado de carnes rojas, optar por las carnes magras, no comer alimentos quemados, y evitar las barbacoas.
  • Evitaremos el consumo de: mantequillas, embutidos, bollería, pastelería.
  • Evita el consumo de alimentos fritos y opta por cocinar de manera más saludable los alimentos: a la plancha, al vapor, al horno, hervidos o cocidos.
  • Evitaremos las bebidas excitantes como el café, el té, el alcohol.
  • Evitar el tabaco.
  • Hacer ejercicio diario de forma moderada, caminar al menos 30 minutos al día.
  • Evitar el sedentarismo, la obesidad y el sobrepeso.
  • Evitar las situaciones que nos provoquen ansiedad o estrés, ya que el síndrome del colon irritable está relacionado con los nervios, intenta tomarte la vida con calma.

Por último, busca un hueco en tú agenda y practica alguna técnica que te ayude a relajarte como el yoga, taichí y meditación.

Síguenos en Facebook

Comenta en Natursan

Pin It on Pinterest