cosmo

La mascarilla de miel es una receta de belleza natural ideal para exfoliar la piel, sobre todo la del rostro, por sus increíbles beneficios y cualidades curativas. Descubre cómo hacerla.

Lo cierto es que en casa podemos elaborar una gran diversidad de recetas totalmente naturales que ayuden a la hora de cuidar y proteger la piel no solo del rostro, sino de prácticamente todo el cuerpo. Un buen ejemplo son las mascarillas faciales, preparadas con ingredientes cien por cien naturales, especialmente útiles para limpiar el cutis, aportar hidratación, reducir algunas afecciones y problemas de la piel, o simplemente para exfoliarla.

Como de buen seguro sabrás, si exfoliamos nuestra piel estamos renovando las células de la misma al eliminar las células muertas presentes en la epidermis. Por ello es interesante exfoliar nuestra piel al menos una vez por semana, no siendo tan aconsejable hacerlo diariamente dado que de ser así sólo conseguirías secar y escamar la piel. Incluso algunos expertos en belleza y dermatólogos aconsejan hacerlo cada 15 días.

Mascarilla de miel

Sea como fuere, para elaborar mascarillas faciales en casa solo necesitas unos pocos ingredientes. Y entre esos ingredientes básicos podemos mencionar aceites esenciales de plantas y hierbas, aceites vegetales, cereales y semillas y pulpas de frutas.  En esta ocasión vamos a explicarte cómo preparar una mascarilla de miel para la piel del rostro, ideal no solo para cuidarla naturalmente sino para exfoliarla y eliminar las células muertas acumuladas en la misma.

Receta de mascarilla de miel

Ingredientes que necesitas

Para elaborar esta mascarilla necesitas 2 cucharadas de miel pura de abejas, 4 gotas de aceite esencial de lavanda y 3 gotas de aceite esencial de manzanilla.

Si tienes dudas sobre su calidad te recomendamos leer nuestra nota sobre Cómo saber si la miel es pura).

Pasos para preparar la mascarilla de miel

Solo tienes que poner los ingredientes en un cuenco o bol de madera y mezclarlos bien. Para ello pon primero la miel, luego el aceite esencial de lavanda y el aceite esencial de manzanilla. Con ayuda de una cuchara de madera trata de mezclarlo todo hasta que se forme una pasta. ¡Listo!

Cómo aplicar la mascarilla de miel

Para aplicar la mascarilla sobre el rostro solo tienes que ponerte un poco en tus dedos y aplicar sobre la piel con un suave masaje, haciendo movimientos circulares. Deja actuar durante 15 minutos, para finalmente limpiarte el rostro con agua tibia.

miel-piel

Los beneficios de la mascarilla de miel para la piel

La miel es un maravilloso ingrediente para la piel, ya que aporta interesantes propiedades y beneficios tanto curativos como preventivos. Por ejemplo, es útil para aliviar la fatiga de la piel, además de aportar suavidad y restaurar el cutis, reteniendo la humedad cutánea (de ahí que sea interesante en caso de tener la piel seca).

También ayuda a cicatrizar heridas, por lo que igualmente es interesante en el tratamiento de las afecciones cutáneas.

Imágenes | iStock / Bolshakov

Síguenos en Facebook

Comenta en Natursan

Pin It on Pinterest