cosmo

La infusión de diente de león es una bebida natural con interesantes beneficios y propiedades medicinales, ideal para el hígado y los riñones, al ser un excelente depurativo y un buen diurético.

Probablemente ya la hayas visto alguna vez en jardines o mientras realizabas un paseo en el banco. De hecho, se convierte en una de las plantas de elección por los más pequeños, precisamente porque sus tallos al ser soplados sueltan unas especies de hebras esponjosas de color blanco que sienten a salir volando con el viento. Te estamos hablando, efectivamente, del diente de león. Se trata de una planta conocida científicamente con el nombre de Taraxacum officinale, y popularmente con los nombres de achicoria amarga o meacamas. Pertenece a la familia de las asteráceas, y es considerada tradicionalmente como una “mala hierba”.

En lo que se refiere a sus diferentes y distintas características físicas, se trata de una planta perenne con una raíz larga que suele llegar a alcanzar los 35 centímetros de altura. Sus hojas son alternas, lanceoladas, con flores fácilmente reconocibles de color amarillo dorado y unos tallos que, como indicábamos anteriormente, tienden a volar cuando se las sopla o cuando les da el viento.

Infusión de diente de león

Podríamos decir que el diente de león es una de las plantas medicinales más conocidas y populares, principalmente por sus cualidades tanto depurativas como diuréticas, siendo ideal a la hora de eliminar las toxinas acumuladas en nuestro organismo. Es interesante para depurar el hígado, ayudando en determinados trastornos hepáticos como pueden ser el hígado perezoso y el hígado graso. También es beneficiosa a la hora de depurar los riñones, ya que mejora la función renal y ayuda a la hora de eliminar los líquidos y evitar la retención.

Ingredientes, ¿qué necesitas para hacer la infusión de diente de león?

  • 1 cucharada de diente de león (fresca o seca)
  • 1 taza de agua

Pasos para preparar la infusión de diente de león

  1. Hierve en un cazo el equivalente a una taza de agua.
  2. Cuando el agua alcance el punto de ebullición añade el diente de león.
  3. Deja al fuego durante 3 minutos.
  4. Pasado este tiempo apaga el fuego, tapa y deja en reposo 5 minutos.
  5. Finalmente cuela, endulza al gusto si lo deseas, y bebe.

Puedes tomar esta infusión 3 veces al día, preferiblemente antes de las comidas (lo más recomendable es que sea media hora antes de las comidas).

Beneficios de la infusión de diente de león

  • Depurativa, diurética y laxante natural.
  • Ayuda a eliminar las toxinas.
  • Evita la retención de líquidos.
  • Excelente depurativo tanto renal como hepático (es decir, ayuda a depurar tanto el hígado como los riñones).
  • Mejora el proceso de la digestión.
  • Ayuda a prevenir y tratar la anemia, gracias a su riqueza en hierro.

Imagen | Pat Pilon

Síguenos en Facebook

Comenta en Natursan

Pin It on Pinterest