cosmo

La decocción de agrimonia es otra forma de disfrutar de los beneficios de la agrimonia (agrimonia eupatoria). Descubre cómo prepararla fácilmente en casa y qué ingredientes necesitas para ello.

Para muchos se trata de una enigmática y misteriosa planta característica de la Edad Media, que de hecho ya era utilizada por el ser humano destacando precisamente por ser una de las plantas medicinales más antiguas usadas por sus diferentes beneficios y propiedades curativas y medicinales.

De hecho, ya en la época del rey Mitridato IV Europator (en el siglo I a.C.) era conocida y utilizada por sus cualidades para curar determinados trastornos de salud y enfermedades varias.

Cómo preparar decocción de agrimonia

Su nombre es agrimonia, también conocida popularmente con los nombres de eupatoria, hierba de los prados o hierba de San Guillermo. Se caracteriza por ser una planta herbácea con ciclo perenne, la cual crece habitualmente en matas de pequeña altura, con hojas compuestas y flores de color amarillo que aparecen sobre todo durante el proceso de floración.

En lo referente a sus beneficios más importantes, es adecuada en el tratamiento de trastornos gastrointestinales, diarreas leves, afecciones de la vesícula biliar y en caso de enteritis. Ayuda a aliviar las piernas pesadas y las hemorroides en personas con insuficiencia venosa, y actúa como antiinflamatorio curando heridas presentes en las mucosas. Como gargarismos ayuda a aliviar los dolores de la garganta.

A la hora de disfrutar de sus diferentes virtudes curativas y preventivas es habitual la elaboración de la infusión de agrimonia, aunque debemos tener en cuenta que no es recomendable administrar la agrimonia en tratamientos de larga duración.

También es posible la elaboración de una decocción de agrimonia. Para ello es necesario la utilización de partes secas de agrimonia. Te explicamos qué ingredientes necesitas y cómo hacerla.

decoccion-de-agrimonia

Cómo preparar una decocción de agrimonia

Ingredientes:

  • 3 cucharadas de partes secas de agrimonia
  • 1 taza de agua

Preparación:

Pon el equivalente a una taza de agua en un cazo y lleva a ebullición. Cuando alcance este punto añade las partes secas de agrimonia y deja hervir durante 2 a 3 minutos aproximadamente.

Pasado este tiempo apaga el fuego, tapa y deja en reposo 5 minutos. Finalmente cuela y reserva.

Cómo usar la decocción:

Para disfrutar de los distintos beneficios medicinales que te aporta la decocción de agrimonia, es posible utilizarla:

  • Como cataplasma: para ello solo tienes que filtrar la decocción, ponerla sobre un paño seco y aplicártela sobre la piel, siendo útil para la curación de irritaciones y para aliviar las rojeces de la piel.
  • Como gargarismos: para aliviar el dolor de garganta y las irritaciones de la boca.

decoccion-agrimonia

Contraindicaciones de la decocción de agrimonia

No se aconseja el uso de la decocción de agrimonia en las siguientes condiciones:

  • Cálculos biliares: al estimular el hígado, lo que puede causar la expulsión de las piedras presentes en la vesícula biliar.
  • Anemia: por su riqueza en taninos disminuye la absorción del hierro.
  • Embarazo.
  • Seguimiento de determinados tratamientos: no se aconseja si sigues tratamientos a base de anticoagulantes o para la tensión arterial.

Síguenos en Facebook

Comenta en Natursan

Pin It on Pinterest