cosmo

La cúrcuma es una planta maravillosa llena de beneficios medicinales. Descubre cómo hacer una bebida para disfrutar de sus propiedades, y qué contraindicaciones presenta.

La cúrcuma es una planta herbácea nativa de la familia zingiberáceas. Su apariencia de raíz posee un tono amarillento, el cual se asemeja al color mostaza. Proveniente de la India e Indonesia, ésta especie también posee una gran demanda en el sudeste de Asia, donde se cultiva frecuentemente en lugares que posean temperaturas cálidas y húmedas, aproximadamente de 30 grados centígrados.

En la India, la cúrcuma adquiere un poderoso significado, puesto que se utiliza en el hinduismo para adorar al Dios del Sol. En la medicina tradicional china, como hierba medicinal, la cúrcuma también ha tenido un gran protagonismo el cual sigue vigente incluso en las sociedades occidentales.

Cómo hacer una bebida de cúrcuma

La cúrcuma tiene diferentes usos y múltiples propiedades que son beneficiosas para el organismo, ya que proporciona una salud física y emocional para organismo. Una propiedad característica de la cúrcuma es su capacidad para pigmentar superficies; de hecho, el curry posee ese tono amarillento gracias al aspecto natural de la cúrcuma.

Los principales beneficios de la cúrcuma

Tanto las primeras civilizaciones hindúes como las actuales, utilizan ésta capacidad de pigmentación para teñir algodón, lana, papel, telas, entre otros. Continuando con las cualidades de la cúrcuma y sus distintas funciones en la salud, sus componentes orgánicos ayudan a sanar malestares estomacales y respiratorios.

Por otra parte, la cúrcuma posee propiedades anticancerígenas, las cuales funcionan para contrarrestar los múltiples daños que pueden generar en el organismo el cáncer de mama, piel y colón y los fuertes tratamientos que implican, como por ejemplo, la quimioterapia.

No te pierdas: Cómo hacer un té de cúrcuma y jengibre

Para los pacientes que padecen diabetes tipo 1 y 2, dichas propiedades curativas ayudan a controlar la insulina en la sangre, las cuales trabajan en conjunto a los efectos de la glucosa que permite que el paciente pueda reducir la resistencia a la insulina.

Destacando sus fines estéticos, ésta hierba milenaria contribuye a proteger las funciones del hígado, debido a que es eficiente para digerir y drenar mejor aquellos alimentos que se consumen y que por sus características de cocción e ingredientes, atentan contra la salud del ser humano.

La cúrcuma posee un efecto desinflamante, muy útil para personas que sufren enfermedades de estreñimiento, gastritis y enfermedades en el colon.

He aquí algunos remedios caseros perfectos para aprovechar al máximo los beneficios medicinales de la cúrcuma.

curcuma

2 remedios naturales para disfrutar de las propiedades de la cúrcuma

Jugo de cúrcuma

Ingredientes:

  • 2 cucharaditas de cúrcuma
  • 2 cucharaditas de miel
  • 1 limón (solo el zumo)
  • 2 tazas de agua

¿Qué debes hacer?:

En primer lugar hierve las 2 tazas de agua en una olla a fuego alto. Si lo deseas puedes tapar la olla para que así el proceso sea mucho más rápido.

Ahora agrega la cucharadita de cúrcuma al agua y endulza el té con miel al gusto. Exprime el limón para obtener su jugo y añádelo al agua, removiendo todos los ingredientes hasta que se complementen perfectamente.

Ingiérelo preferiblemente dos veces al día.

Bebida de cúrcuma

Ingredientes:

  • 2 cucharaditas de cúrcuma
  • 2 cucharaditas de jengibre
  • 2 cucharaditas de panela
  • 1 cucharadita de ralladura de naranja
  • 1 rama de canela
  • 2 tazas de agua

¿Qué debes hacer?:

Pon el agua en un cazo, hierve el agua junto con el jengibre y añade la ramita de canela.

Añade posteriormente la ralladura de naranja, y cuando el agua alcance su punto de ebullición y el aroma de todos los ingredientes comience a emanar del agua, agrega la cantidad exacta de cúrcuma.

Dado que la cúrcuma posee un sabor bastante amargo, es aconsejable endulzar el té con panela.

te-de-curcuma

Contraindicaciones de la cúrcuma

A pesar de los múltiples beneficios medicinales, la cúrcuma al igual que otras especies posee ciertas contraindicaciones en relación a su uso. Por ejemplo: si una mujer esta embaraza o sospecha de estarlo, debe evitar la cúrcuma incluso en el periodo de lactancia.

Por otra parte, las personas con cálculos renales también deben evitar consumir cúrcuma pues puede ocasionar el desplazamiento de dichas piedras y causar una obstrucción en los conductos biliares, lo cual puede empeorar la situación del paciente.

Se debe evitar su consumo si el paciente está ingiriendo medicamentos o suplementos que sean ricos en anticoagulantes, ya que la cúrcuma posee al mismo tiempo estas propiedades y la adición de ambos en exceso puede causar desde hematomas hasta hemorragias. Los síntomas que produce el uso excesivo de cúrcuma en el organismo bajo determinadas condiciones en la que su ingesta no es recomendada son:

  • Molestias digestivas.
  • Dolor estomacal y gastritis.
  • Náuseas y mareos.
  • Hemorragias y hematomas.

Síguenos en Facebook

Comenta en Natursan

Pin It on Pinterest