cosmo

¿Quieres hacer un té sin teína? Te explicamos los pasos para eliminar la teína por completo de tu taza de té fácilmente con esta receta sana y saludable.

El es, junto con el café, una de las bebidas más consumidas del mundo, muy valorada en muchísimos países no solo por su delicado aroma y sabor, sino por las distintas cualidades y beneficios que aporta. De hecho, se trata de una bebida natural que ayuda a estimular la actividad física y mental, aumenta la concentración, mejora la agudeza mental, ayuda a bajar de peso y a eliminar toxinas de nuestro organismo, es un excelente depurativo y además aporta cualidades cardioprotectoras.

Como de buen seguro sabrás, el té aporta teína, que consiste en una molécula con acción estimulante cuya absorción es mucho más lenta que la cafeína, gracias a su contenido en determinados compuestos que ayudan en este sentido. Por ello el té es considerado como una bebida excitante, pero que en definitiva excita muchísimo menos que un café. De ahí que la excitación provocada por el té dure más tiempo, para ser precisos entre 2 a 3 horas.

Té sin teína

Si te gusta el té, pero eres sensible a la teína o simplemente prefieres tomarte una taza de té caliente por la noche, y deseas evitar su efecto estimulante, es bastante posible que quieras descubrir cómo eliminar la teína del té. ¿Es posible? Lo cierto es que sí, es posible, y además sin que esta deliciosa bebida pierda beneficios y propiedades. Te explicamos cómo hacer un maravilloso té sin teína.

Receta de té sin teína

¿Qué necesitas? Ingredientes

  • 1 bolsita de tu té preferido
  • 1 taza de agua

Pasos para hacer el té sin teína

  1. Pon en un cazo el equivalente a una taza de agua, y lleva a ebullición.
  2. Cuando el agua alcance el punto de ebullición añade la bolsita de té, dejando hervir durante 3 minutos.
  3. Luego baja el fuego pero sin apagarlo (para dejar que siga hirviendo) y déjala reposar unos 10 minutos.

Debes tener en cuenta que el té no tendrá un sabor tan suave y será menos estimulante, de forma que su sabor será mucho más fuerte.

Beneficios del té sin teína

Al reducirse el contenido en teína de la taza de té se convertirá en una bebida con menos acción o efecto estimulante, es decir, será menos excitante, por lo que se podrá beber por la noche sin temor a que nos impida conciliar el sueño debidamente.

Se trata de una opción natural ideal para quienes sean sensibles o muy sensibles a la acción de la teína, y para quienes deseen disfrutar de un sabor del té mucho más fuerte, precisamente por el tiempo que la infusión se deja en reposo.

Imagen | Bernd

Síguenos en Facebook

Comenta en Natursan

Pin It on Pinterest