cosmo

Si eres sensible a la teína o no quieres tomar un té estimulante, es posible hacer un té desteinado en casa, sin teína, que no aporte su efecto excitante. Descubre cómo prepararlo fácilmente.

La teína es una molécula que encontramos en el , la cual se caracteriza precisamente por aportar un efecto estimulante de la misma manera que lo hace la cafeína cuando tomamos una taza de café (de hecho, son prácticamente la misma molécula). Sin embargo, a diferencia de éste, el té contiene determinados compuestos que ayudan a que la absorción de la teína sea más lenta que la cafeína, de ahí que sea una bebida estimulante pero con un efecto algo menor en comparación con la acción ejercida por el café.

Pero a pesar de que la absorción de la teína es más lenta que la cafeína, debemos tener en cuenta que su duración estimulante tiende a ser algo mayor (entre 2 a 3 horas aproximadamente). Por ello una opción excelente cuando por ejemplo deseamos disfrutar de una deliciosa infusión por la noche, antes de acostarnos, lo mejor es optar por el té rooibos, que aunque sea considerado como un té en realidad se trata de una infusión, dado que se obtiene de la infusión de las hojas de otra planta que nada tiene que ver con la planta utilizada para la elaboración del té.

Té desteinado

¿Sabías que la teína se puede eliminar del té? Ésta es una opción útil y adecuada cuando somos muy sensibles a la teína, porque su efecto estimulante nos tiende a afectar más, o porque simplemente deseamos disfrutar de una taza de té después de las 6 de la tarde (cuando su efecto estimulante podría incluso impedirnos conciliar el sueño con normalidad). De hecho, es posible encontrarnos en muchos herbolarios y tiendas especializadas con tés desteinados, que ya se venden con un bajísimo contenido en teína. No obstante, si dispones de bolsitas de té o hojas de té para preparar la bebida no es necesario que las tires: también es posible eliminar la teína para elaborar un maravilloso té desteinado. ¿Cómo? Te lo explicamos.

Consejos útiles para eliminar la teína al preparar té

Si tienes un té normal en casa, por ejemplo un té verde, un té rojo o un té blanco, es posible eliminar la presencia de teína en la bebida de forma fácil y sencilla. De hecho, existen 3 trucos muy fáciles y sencillos:

Primer truco: deja reposar el té más minutos

En lugar de dejar el té en infusión entre 3 a 5 minutos, lo mejor es dejarlo reposar durante unos 10 a 15 minutos. Eso sí, por el tiempo de infusión, al ser mucho mayor su sabor será más fuerte, menos suave y menos estimulante.

Té sin teína

Segundo truco: utiliza el doble de agua

Otra opción sencilla es prepararlo calentando el doble de agua. Para ello haz una infusión, cuando el agua esté caliente deja en reposo el té un minuto, desecha el agua reservando las hojas de té (o la bolsita) y vuelve a preparar una nueva infusión con más agua caliente. Luego bebe la segunda, elaborando la bebida con las mismas hojas utilizadas antes.

Tercer truco: infusiona solo 30 segundos

Y finalmente terminamos con, probablemente, otro de los trucos más fáciles de practicar. Solo tienes que introducir el té en el cazo con agua hirviendo durante 30 segundos. Luego es aconsejable retirar esa agua y elaborar un segundo té con las mismas hojas ya cocidas, tal y como te explicamos en el segundo truco.

Los increíbles beneficios del té sin teína

Sea como fuere, no hay duda que nos encontramos ante una bebida llena de beneficios y de propiedades, aunque en realidad el té no contenga la misma cantidad de teína.

Entre otros aspectos, ayuda a cuidar nuestra salud cardiovascular al aportarnos cualidades cardioprotectoras, es útil para eliminar toxinas acumuladas en nuestro organismo, mientras que por su riqueza en antioxidantes nos ayuda a reducir la acción de los radicales libres y nos previene del envejecimiento celular prematuro, además de protegernos frente a la aparición de enfermedades graves como el cáncer.

sin-teina

También se sabe que quienes consumen té con regularidad tienden a tener una menor incidencia de colesterol y triglicéridos altos, diabetes o cualquier otra enfermedad cardiovascular.

Por otra parte, destaca por ser una bebida menos estimulante, por lo que es útil cuando deseamos disfrutar de una taza de té pero sin su efecto excitante, ya sea porque es demasiado tarde y nos vamos a ir a la cama, o porque somos sensibles a la teína.

Imágenes | ISTOCKPHOTO/THINKSTOCK

Síguenos en Facebook

Comenta en Natursan

Pin It on Pinterest