cosmo

El té de cola de caballo es una maravillosa bebida medicinal con increíbles propiedades naturales. Descubre cómo prepararlo en casa y cuándo no es aconsejable tomarlo.

Mucho hemos oído hablar de las propiedades de la medicina natural, bien sea por nuestras abuelas o por alguna otra referencia. Sin embargo, es poco lo que conocemos realmente sobre algunas plantas y sus extraordinarios beneficios.

La cola de caballo es una planta que con poderosos beneficios para la salud del ser humano por lo que queremos repasar en esta nota algunos de ellos y te contaremos cómo preparar un magnífico té.

Receta de té de cola de caballo

Lo primero que necesitas saber, es que la cola de caballo tiene un altísimo valor mineral, por lo que su consumo significaría “reminalizar” tu organismo, lo cual se traduce en salud para tus órganos vitales y los huesos.

También se sabe que esa mítica planta es capaz de ayudar al cuerpo a eliminar el exceso de líquidos que quedan en él, así que si necesitas un diurético natural, esta es una de las mejores opciones en el mercado.

Hay quienes emplean la cola de caballo como un aliado para perder peso pero con esto tenemos que tener cuidado porque primero, no es un sustituto de los alimentos bajo ningún concepto, además de que no quema grasa sino que previene la retención de líquidos.

A la cola de caballo se le atribuyen grandes beneficios al sistema digestivo, al crecimiento de uñas y cabello, así como resalta su capacidad de ayudar a detener hemorragias, regenerar los tendones y acelerar la cicatrización de heridas.

Cómo hacer té de cola de caballo

Como ya mencionamos, el té de cola de caballo puede ayudarte en un sinfín de cosas gracias a sus propiedades, pero no siempre se toma de la misma forma, por lo que queremos explicarte qué debes hacer.

La receta básica consiste en poner a hervir las hojas de la planta durante 5 minutos, dejar que repose durante otros 5 y tomarla tres veces al día durante mes y medio si queremos tratar la retención de líquidos o mejorar los procesos digestivos.

te-de-cola-de-caballo

Si tu intención es utilizarla como adelgazante, debes colocar dos cucharadas de la planta en un litro de agua que pondrás a hervir. La solución resultante te la tendrás que tomar durante 15 días y será el reemplazante del agua que comúnmente tomas antes o después de las comidas.

Cabe destacar que debes interrumpir el consumo por 15 días y repetir la operación inicial para que tu organismo no reciba un alto impacto de esta medicina natural y pueda irse adaptando a sus propiedades.

Te descubrimos: Cómo hacer una infusión diurética

Ahora, si usarás la planta de cola de caballo para eliminar cálculos en los riñones, debes hervir las hojas del producto y esa será toda el agua que consumas durante 15 días. Se recomienda que sea al menos un litro diario.

Pasados los primeros 15 días, debes eliminar el consumo por otros 15 y volverlo a repetir si no has tenido los resultados esperados. De todos modos, consulta con un especialista si es necesario continuar con la ingesta del líquido.

Otras formas de disfrutar de sus propiedades

Aunque consumir la hoja de cola de caballo en infusiones es la manera más común de tomarla, hay otras maneras en las que puedes aprovechar sus propiedades.

Su contenido mineral sirve para utilizarla como baño para los pies, lo cual te hará sentir revitalizado. Para ello, agrega las hojas de cola de caballo en un recipiente con agua fría, deja que se macere por 13 horas como mínimo y úsalo caliente. Puedes sumergir los pies en la preparación y prepárate para recibir sus propiedades.

También se consiguen píldoras, cremas, geles o champús que contienen la cola de caballo como ingrediente, aunque desde luego, en esas preparaciones la planta es tratada y quizá pierda un poco sus propiedades naturales.

consumo-cola-caballo

Contraindicaciones del té de cola de caballo

Pese a que la cola de caballo es un producto natural, su uso excesivo o desmedido no te hará inmune a ciertos efectos colaterales de los cuales debes cuidarte y hacer un uso racional de ella.

Si la usamos durante seis semanas seguidas, quizá nuestro organismo la rechace y no obtengamos de ella todos sus nutrientes, por lo que debes consultar con un especialista siempre que decidas tomarla.

Si estamos tomando medicamentos como aspirina o algún antiflamatorio es recomendable que no la uses, al igual que si sufres de irritabilidad gástrica o consumes demasiado alcohol.

Síguenos en Facebook

Comenta en Natursan

Pin It on Pinterest