cosmo

¿Buscas hacer un postre light, delicioso, ligero y refrescante? Te descubrimos 2 recetas de mousse de limón bajo en calorías, ideal para cualquier momento del año e interesante en dietas.

Estar a dieta con el objetivo de bajar de peso no impide el poder disfrutar de deliciosos postres, que nos hagan la vida un poquitín más dulce, pero sin embargo no supongan aportar a nuestra alimentación calorías de manera excesiva.

Una buena idea es optar por los postres bajos en calorías, elaborados con ingredientes cien por cien naturales pero pensados para no aportar una cantidad alta de calorías, dado que el objetivo es continuar perdiendo peso sin desvirtuar la propia dieta en sí pero disfrutar de un postre ligero y bajo en grasas.

Cómo hacer mousse de limón light

En este sentido los mousses bajos en calorías se convierten en la mejor opción, sobre todo porque son postres con textura cremosa y muy refrescantes, ideales para los meses de verano aunque es cierto que en definitiva pueden disfrutarse prácticamente en cualquier momento del año.

Pero, ¿qué es el mousse? Básicamente consiste en un postre cremoso de consistencia esponjosa, que se elabora a base de clara de huevo montada a punto de nieve, la cual es mezclada con la crema base. Es decir, se prepara una especie de merengue que es el “responsable” de su deliciosa textura a modo de burbujas diminutas.

Es tremendamente clásico y popular la mousse de chocolate, aunque también es posible elaborarla con una amplísima cantidad de ingredientes: frutas, café, turrón, galletas… Incluso hay quienes los elaboran salados, por ejemplo con hortalizas o pescado.

Si te apasiona el mousse, un postre de origen francés sumamente conocido que tiene como base la clara de huevo montada a punto de nieve (o bien utilizando crema de leche batida), hoy queremos proponerte la elaboración de un delicioso mousse de limón bajo en calorías. Toma buena nota.

mousse-limon-light

Receta de mousse de limón ideal para dietas de adelgazamiento

Ingredientes:

Para elaborar este delicioso mousse solo necesitas 8 claras de huevo, 4 yemas de huevo, 2 limones, 250 gr. de queso blanco descremado, ½ sobre de gelatina (sin sabor) y 2 cucharadas de edulcorante.

Elaboración del mousse de limón bajo en calorías:

Separa las yemas de huevo de las claras y bate las yemas con el edulcorante hasta que estén espesas. Exprime el limón, ralla su cáscara y agrega a las yemas poco a poco. Continúa batiendo hasta que se forme una mezcla homogénea.

En un cazo agrega un poco de zumo de limón y añade la gelatina para que se disuelva. Luego deja enfriar. Añade a la preparación anterior.

Bate las claras de huevo a punto de nieve junto con el queso y añade a la mezcla anterior.

Reparte en copas y deja que se enfríe en la nevera para que coja cuerpo. Si lo deseas puedes dejar con unas hojitas de hierbabuena.

No te pierdas: Cómo hacer un delicioso mousse de higos

Receta de mousse de limón bajo en calorías con leche desnatada

Te proponemos ahora otra deliciosa receta de mousse de limón light, pero en esta ocasión hemos optado por añadir no solo el queso blanco descremado sino también un chorrito de leche desnatada.

mousse-de-limon-sin-calorias

Ingredientes:

Necesitamos 2 claras de huevo, 270 gr. de queso batido descremado, 2 láminas de gelatina neutra (sin sabor), un chorrito de leche desnatada, unas gotitas de aroma de limón y 2 cucharadas de edulcorante líquido.

Elaboración:

En primer lugar pon a hidratar las láminas de gelatina. Para ello pon agua en un cuenco limpio y añade las láminas de gelatina con cuidado hasta que queden cubiertas. Pasados unos minutos observarás que ya están listas.

Mientras, en un recipiente grande incorpora las gotitas de aroma de limón, el edulcorante líquido y el queso batido. Bátelo bien hasta que se forme una crema.

Separa con cuidado las claras de huevo de las yemas y reserva las claras. Móntalas a punto de nieve agregando una pizca de sal. Como es de imaginar, deben quedar muy bien montadas.

Ahora pon en un cazo un chorrito de leche desnatada y caliéntala un poco sin que llegue a hervir. Luego echa la gelatina hidratada y mueve bien hasta que se disuelva. Cuela la leche con la gelatina y añádela a un recipiente limpio.

En este nuevo recipiente añade la crema de queso y mezcla bien. Ahora incorpora las claras montadas y mezcla con suavidad para evitar que se bajen. ¡Listo! Distribuye en copas y deja enfriar en el frigorífico durante algunas horas.

Síguenos en Facebook

Comenta en Natursan

Pin It on Pinterest